Problemática de los suicidios en Jujuy: realizan importante estudio de casos de los últimos 10 años

Jujuy al día® – Nuestro medio entrevistó a Agustín Yecora, Director de Adicciones dependiente de la Secretaría de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la provincia, quien se refirió a los trabajos que realizan ante el avance de este flagelo que se ha cobrado la vida de decenas de jujeños, y adelantó que se encuentran realizando un profundo estudio de la casuística de los últimos 10 años en Jujuy para poder lograr prevenir estos hechos.

Agustín Yecora. Foto: Edgardo Valera

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Agustín Yecora expresó “hasta hoy no hay datos oficiales, hay un registro pero no los datos oficiales para dar cifras certeras, y en estos temas hay que ser cuidadosos, porque uno se entera primero a partir de los medios. Sabemos que primero se lo toma como una muerte dudosa, interviene la justicia, lo forense y cuando se determina que es un caso pasa un tiempo hasta que uno empieza a trabajar en la posvencion que es prevenir que esto no se desencadene en los allegados y en la comunidad”.

“Lo que sí, hasta el día de hoy, pero no es un dato certero para tomarlo científicamente, no nos hemos anoticiados de muchos casos más en comparación al año pasado, aunque en el 2016 durante su primer semestre los registros fueron muy bajos, recién a partir del segundo semestre se vio la mayoría de los casos”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al Director de Adicciones sobre los análisis que están realizando sobre este flagelo. “Estamos haciendo un estudio de los últimos 10 años en la provincia, a cargo de la Coordinación de Cuidados Progresivos, donde estamos analizando epidemiológicamente qué factores influyen, teniendo en cuenta la región, localidad, las edades para poder afinar un poco más la mirada”.

“El año pasado, por ejemplo, los meses donde mayor registro tuvimos fueron los meses de septiembre y octubre, y esto coincide con un aumento en la demanda por consultas por trastornos afectivos, y trastornos psicóticos, que son enfermedades psiquiátricas que tienen alto riesgo de poder llegar a una cuestión de estas”.

Indicó que estas situaciones “tiene un patrón estacionario y no necesariamente es previsible, la idea de tener un estudio de los últimos 10 años es para tratar de hacer meramente previsible algo que tiene múltiples causas, aunque es muy difícil”.

“Es multicausal, muy complejo, es muy difícil. De tener la idea a pasar al hecho, hay muchas cuestiones, y epidemiológicamente a nivel mundial se sabe que las personas avisan”.

“Prácticamente el 80% de las personas que llegan a cometerlo, el año previo han consultado con algún profesional de salud, y la mitad, son datos de países que lo tienen censados, el año previo visitaron a un especialista en salud mental y el mes previo a algún profesional de la salud en general, entonces alertarlo es bastante complicado”.

Por ello señaló “estamos trabajando, pensando para el mes de julio, trabajar en una capacitación con los agentes sanitarios. Ellos trabajan con el ‘883’, que es un formulario donde registran muchos factores de riesgos para enfermedades en general, y estamos trabajando en herramientas complementarias para poder detectar trastornos afectivos, depresión fundamentalmente, ya que es uno de los principales factores de riesgo para los suicidios, y a partir de ahí planear una estrategia de derivación temprana”.

Agregó que “si llegamos antes probablemente podamos ayudar y apoyar más estos casos donde lamentablemente no tenemos marcadores para decir que seguro tenemos un potencial caso”.