Continúa la capacitación para el aprovechamiento sustentable de Productos Forestales No Madereros

Jujuy al día® – Se desarrolló el segundo taller de elaborados de tomate Chilto, organizado por el Ministerio de Ambiente de Jujuy y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, en el marco del proyecto Usos Sustentables de la Biodiversidad (USUBI), para productores campesinos de la localidad de Ocloyas, Normenta, Valle Grande, San Francisco y Valle Colorado, y del margen del río Los Alisos de Palpalá, y de Palma Sola.

Este proyecto que llevan adelante los Ministerios de Ambiente de Jujuy y Nación, busca visibilizar e incentivar actividades que impliquen el uso y aprovechamiento de Productos Forestales No Madereros (PFNM) en el bosque nativo, que genere un desarrollo sustentable para los pobladores de esa región, como estrategia de conservación de esos bosques.

“La idea es que las comunidades locales preserven el bosque, generando una actividad económica sustentable a partir del agregado de valor de los recursos forestales no madereros, en este caso el tomate chilto”, explicó el Secretario de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente de Jujuy.

Igualmente ponderó que “venimos trabajando con todo el equipo provincial y referentes nacionales porque junto con la ministra María Inés Zigarán tenemos la vocación de fortalecer las capacidades de los productores locales para que puedan desarrollar y consolidar emprendimientos que valoren los beneficios de los bosques nativos en términos de sustentabilidad”.

El Director Nacional de Biodiversidad y Recursos Hídricos de Nación, Javier García Espil, explicó por su parte que ese fruto tiene una potencialidad muy grande considerando que aún no se desarrolló toda la cadena de valor para su total aprovechamiento.

Detalló en el mismo sentido que “en esta ocasión se está enseñando a generar productos artesanales con este fruto, como mermeladas, compotas, escabeches y distintos tipos de derivados, para iniciar este proceso que tiene que ver con generar un mercado en todo el país para que la gente incorpore este producto a sus dietas”.

Agregado de valor

El referente nacional de biodiversidad, Javier García Espil expresó también que ésta es una oportunidad para compartir la experiencia tanto de los productores locales, como de los que pueden enseñar a agregarle valor y generar una cadena virtuosa en este camino.

“Estamos muy contentos con esta iniciativa que esperamos crezca y que se vaya potenciando para generar una oportunidad de desarrollo local, y también para darle a conocer al mundo nuestras especies autóctonas, nuestros productos y la creatividad que tenemos como argentinos para generar productos destacados”.

El productor campesino de Trementinal del departamento Ledesma,  Elio Cruz, manifestó su satisfacción con este trabajo del proyecto USUBI, con la capacitación que se les brinda “y que nos permite sacar este fruto que nosotros tenemos naturalmente que es el tomate chilto, para realizar distintos usos como ser en mermeladas, almibares, llajua, escabeche, etc., y así difundirlo y venderlo con valor agregado, realizando una actividad sustentable ya que este fruto es autóctono y natural de nuestras tierras”.

El productor expuso finalmente que “el proyecto nos brindó materiales para realizar un cercamiento para el cuidado de las plantas de tomate chilto, y con estos talleres nos muestra cómo trabajar para agregar valor, los cuidados que tenemos que tener en relación a la seguridad alimentaria, con el fin de que salga un producto bien hecho y terminado para su venta”.