El saneamiento de basurales se ejecutará en paralelo al funcionamiento del Centro Ambiental Jujuy

Jujuy al día® – Una vez que el Centro Ambiental Jujuy entre en funcionamiento pleno en marzo del año que viene, con el equipamiento para separación y clasificación de residuos, el relleno sanitario y la playa de compostaje, simultáneamente serán saneados los basurales del área metropolitana de El Pongo y Palpalá, como parte de una medida estratégica y subsiguiente en la etapa de abordaje de la problemática histórica de la basura.

Así lo aclaró la ministra de ambiente María Inés Zigarán, al referirse a la siguiente etapa del Proyecto financiado con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En particular, la funcionaria hizo hincapié en la etapa de saneamiento del Proyecto Chanchillos que sobrevendrá a la ya finalizada construcción del Centro Ambiental Jujuy, el relleno sanitario, el playón de compostaje, y la edificación de una planta de transferencia en San Pedro, que están en proceso.

Pero además citó que en el marco del desafío encarado por el Gobierno de la provincia a través del Ministerio de Ambiente, los equipos técnicos de su cartera estudian la posibilidad de construcción de un Centro Ambiental en Tres Cruces y otro en Libertador, como puntos estratégicos para el sistema de gestión integral y del sistema disperso.

“El saneamiento de los basurales es un proceso que va de la mano con la organización integral de la disposición final de los residuos”, declaró Zigarán. Y al mismo tiempo dijo que “vamos a tener resuelto, en marzo del 2018, el 70 % de los residuos de la provincia; esto es lo que se conoce como área metropolitana, porque son los municipios que pertenecen a este circuito los que más residuos generan debido al volumen poblacional”.

Georeferenciación y saneamiento de micro y macro basurales

A propósito del saneamiento de los basurales de El Pongo y de Palpalá, el Ministerio de Ambiente inició un proceso de concurso de precios para la construcción de una celda que permita la disposición final controlada a los municipios de San Salvador, Yala y Palpalá (que pertenecen al área metropolitana) ya que el basural de El Pongo está al borde de su capacidad.

“La construcción de esa celda en El Pongo para la disposición de los residuos sólidos urbanos nos va a ayudar a resolver en el corto plazo la problemática de Palpalá, de San Salvador y de Yala. Ya se cerraron varias celdas y solo van a continuar abiertas las que permanecen operables”, declaró la ministra Zigarán.

Por otro lado, la empresa GIRSU S.E. está trabajando sobre un diagnóstico para determinar la ubicación precisa y georeferenciada de los micro y macro basurales de la provincia. Y una vez concluido este proceso se comenzará con el saneamiento de los microbasurales, como una medida coyuntural y urgente.

“Vamos a ir haciendo de manera progresiva el cierre de los micro basurales, e ir organizando el sistema tratando de que los espacios de disposición final de los residuos que hoy existen estén controlados”, explicó la ministra Zigarán al referirse a los trabajos que proyectan hasta tanto se ejecute el saneamiento de los basurales.