Policías jujeños expertos en mediación comunitaria como ejemplos para las policías latinoamericanas

Jujuy al día® – Previo al IV Encuentro Internacional del Observatorio de Paz 2017, que se realizará en Tucumán y donde participarán los únicos dos policías de Latinoamérica delegados de la paz, la presidenta del Observatorio, Mariela Domenicheli, explicó la importancia del ejemplo que significa la tarea de los dos policías jujeños constructores de paz.

El encuentro es organizado por la Fundación del Centro de Resolución de Conflictos (CERECO) conjuntamente con los Consejos Permanentes por la No Violencia Activa (CPNVA). El mismo se llevará a cabo los días 27 y 28 de junio en las instalaciones de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán, donde se presentará en sociedad a todas las delegaciones que vienen trabajando en el tema.

Particularmente en Jujuy hay dos delegados, Martín Ortega y Daniel Tolaba, que están capacitados en mediación comunitaria, que vienen ejerciendo un trabajo directo con la comunidad desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia. “Desde el observatorio queremos visibilizar hechos y acciones positivas, porque como la paz no vende ni cotiza en bolsa, lo importante es que ahora se comience a visibilizar, las personas creen que la violencia es normal, se naturalizó, trabajamos para que la paz también se muestre”, dijo Domenicheli.

La importancia de que dos policías jujeños estén capacitados y trabajen en su área se tomará como ejemplo, primero para la Policía de Tucumán, y luego en Latinoamérica, “vamos a mostrarles el trabajo a través de ellos (Ortega y Tolaba) a otros policías tucumanos para que sepan que sí se puede llegar al diálogo, que sí se puede trabajar de otra manera, y que sí se puede tratar de disminuir la violencia”, expresó Domenicheli.

Domenicheli también resaltó que “a nivel latinoamericano son los únicos policías delegados de la paz, por eso se necesita que sean valorados y respetados desde el trabajo solidario y comunitario que están realizando, ellos lo tomaron como un trabajo no solo personal sino como un servicio social, de dar, de solidaridad, enseñar que se puede vivir en paz. Queremos replicar esas acciones mostrando el trabajo que vienen realizando en la Policía de Jujuy”.

“En el caso de Jujuy, ambos vienen desarrollando su actividad en un ámbito bastante complejo, donde siempre decimos que el arma que ellos tienen es el diálogo. Ellos nos han demostrado que a través del trabajo comunitario se puede mostrar que existen otras forma de diálogo dentro de lo que es la Policía”, explicó la presidenta del Observatorio.

El Observatorio de la Paz tiene delegaciones en nueve países, el mismo  busca personas que desarrollen proyectos con acciones en diferentes ámbitos como el policial, escolar, familiar, comunitario. La idea es visualizar un proyecto positivo. El objetivo es trabajar desde adentro y en la prevención de la violencia.