Heladera social en Jujuy: “los grandes comerciantes, como los supermercados, deberían tomar un poco de responsabilidad”

Jujuy al día® – A poco más de un año de la implementación de la heladera social en Jujuy, existen en nuestra capital solo dos heladeras en dos locales, y las mismas se mantienen solo por el apoyo de los comerciantes, no así por el aporte solidario de los jujeños, lo que hace plantearnos la falta, quizás, de compromiso con los más necesitados.

Al respecto, JUJUY AL DÍA® dialogó con Nora Pérez, una de las propietarias del café Muña, donde se encuentra una de las heladeras sociales, quien expresó el significado de contar con esta herramienta solidaria y la necesidad que hay que el jujeño no se olvide de ayudar.

“Para nosotros ha sido cumplir un sueño que teníamos porque nos planteamos que si podíamos tener este negocio íbamos a tener la heladera social, porque nos parece bueno darle un servicio a la gente que más necesita”.

Comentó que “desde la Asociación ‘Jujeños señores’, ya que son amigos de mi hijo, nos dijeron si queríamos tener la heladera social y la pusieron, luego vinieron artistas plásticos a intervenirla, se hizo un evento y se puso la heladera social”.

Recalcó que “es muy importante para nosotros que esté, pero también es muy importante que sepan que nosotros estamos dando el espacio para que esté la heladera social, está a disposición de quienes quieran dejar comida y de quien necesite lleve comida”.

Manifestó que “al principio estaba muy contenta porque pensaba que esta heladera la manejaba Jesús porque veía que alguien venía a dejar y en seguida venía alguien y buscaba, pero eso fue un tiempo”.

Respecto a la demanda, señaló que “es impresionante, uno antes de abrir el negocio viene gente a buscar comida de la heladera social”.

Sostuvo que “a esto hay que darle difusión, seguir dando manija desde los medios, asociaciones y los que están comprometidos con hacer algo para la comunidad. Hay que darle difusión para que la gente no se olvide y siga haciendo el aporte”.

Para Perez, “los grandes comerciantes, como los supermercados, deberían tomar un poco de responsabilidad. Creo que hay cosas que les pueden sobrar y que podrían hacer llegar a la heladera social, pero también quizás no hubo alguien que los hable y le diga, pero desde este lugar, desde este medio, le pido a los supermercados y a quienes puedan y que tengan comida que esté en condiciones para que se pueda ingerir que se acuerden de esto, que la manden y nos avisen para ponerla en la heladera social”.

Se dirigió a los jujeños diciendo que “no se olviden de esto, que no lo hagan un tiempo por el entusiasmo, quien está en su casa y tiene algo para darle a su familia para comer todos los días y satisfacer al menos sus necesidades básicas que por lo menos se acuerde, si le sobra algo, que hay una heladera social, una acá – en Alvear frente a Agua Potable de Jujuy- y otra en Macedonio, que lo lleve para que alguien que lo necesite la pueda consumir”.