El “Proyecto Puente” celebró un año de trabajo ininterrumpido

Jujuy al día® – El “Proyecto Puente”, destinado a ayudar a las personas en situación de vulnerabilidad, cumplió un año de trabajo ininterrumpido. El equipo de trabajo, voluntarios, funcionarios, personas que asisten al refugio y vecinos del mismo, disfrutaron de un festival folclórico y posterior locreada en celebración de una labor que se inició como una respuesta a una necesidad, y hoy se convirtió en un proyecto integral sustentable, con un compromiso profundo y una política pública que apunta a la restitución de derechos.

Durante la noche del pasado sábado, el equipo de trabajo del “Proyecto Puente”, celebró un año desde que iniciaron su labor diaria en las calles de San Salvador de Jujuy. Fueron 356 días en los que sin pausa, los miembros del Proyecto asistieron durante las noches, con comida caliente y abrigo, a las personas que se encuentran en situación de calle.

Fue un año intenso en el que se logró establecer el refugio para personas en situación de vulnerabilidad y donde gracias al trabajo de los psicólogos y trabajadores sociales del Ministerio de Desarrollo Humano, muchas personas pudieron reincorporarse a la vida en sociedad, volviendo a tener contacto con sus familias, reingresando al mercado laboral e incluso dejando la vida en las calles.

Al respecto, la Ministra de Desarrollo Humano, Ada Galfré, señaló que es importante “poner en valor el esfuerzo de cada una de estas hermosas personas que son quienes salen a la calle a caminar todas las noches, acompañando a la gente en situación de vulnerabilidad con un compromiso profundo en una política pública que pueda restituir derechos”.

En tal sentido, la funcionaria provincial agregó: “Gracias a ellos, el Proyecto Puente es hoy un proyecto integral que consiste, por un lado, en brindar comida caliente y abrigo a las personas que están en situación de calle pero fundamentalmente se trata de invitarlos a cruzar el ‘puente’, venir al refugio, encontrar apoyo, cariño, contención, atención psicológica, médica y social. En ese trayecto, hay mucha más gente de la que esperábamos, que se animó a ‘cruzar el puente’ y eso queremos poner en valor, la confianza, el animarse y el darse ellos mismos una oportunidad”.

La Ministra Galfré expresó que “tenemos el caso de muchas personas que hoy pudieron reincorporarse al ámbito familiar o laboral, a quienes pudimos acompañar y mostrarles el camino y quienes tomaron la decisión de cambiar su vida, eso es lo importante”.

Galfré indicó también que “toda la gente que ha ‘cruzado el puente’ y que ya a lo mejor no necesita venir a dormir al refugio, sigue viniendo pero a ayudar, a acompañarnos a repartir comida para quienes están en situaciones similares a las que ellos vivieron y ayudan desde un lugar diferente, ya que son una palabra autorizada del que lo ha vivido. Los valores humanos, aunque no parezca, están siempre intactos; a veces están dormidos, a veces la gente no cree en ella misma pero cuando hay una pequeña lucecita, un sonrisa, la calidez del trato humano, es cuando se abre una puerta que permite transitar ese ‘puente’ y llegar adonde la vida realmente brinda una nueva oportunidad”.

La titular de la cartera de Desarrollo Humano indicó: “Queremos celebrar este año transcurrido con mucho crecimiento y logros pero apuntamos a que no haya más personas en situación de calle; queremos recuperar a todos y que no se sumen más”.

Finalmente, Galfré afirmó que “hoy estamos reconociendo un trabajo que se inició y se mantuvo, de lunes a lunes durante todo un año y que demostró ser sustentable en el tiempo y en el compromiso de quienes lo llevan adelante, pero apostamos a que cada vez haya menos gente en situación de vulnerabilidad. Para eso estamos, para recibirlos y acompañarlos a transitar el camino. Hoy, aquí mismo hay muchos que se animaron a cruzar el puente y por eso los saludamos y felicitamos; vale la pena, es posible y ellos lo demuestran”, concluyó.

Por su parte, Marina Ibáñez, responsable del Proyecto Puente, felicitó al equipo de trabajo, “un equipo humano maravilloso y agradecerle a la Ministra Ada Galfré, a la Secretaria Ana Rodríguez, y a la Directora Cintia Páez, su acompañamiento durante todo el último año, un año de mucho trabajo realizando una tarea muy linda porque se basa en la restitución de derechos, en la recuperación de la identidad, en la reincorporación de personas que se sentían fuera del sistema”.

“Fue un año realizando una labor que muchas veces es invisible pero que gracias a todo nuestro equipo de trabajo y al acompañamiento de los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Humano hoy podemos celebrar, habiendo alcanzado mucho más que aquello que en un principio pensamos que se podría lograr”, finalizó.