“La sensación que hay es que en este pabellón de mujeres las condiciones de reclusión son las humanitarias, razonables”

Jujuy al día® – Tras su visita a la Unidad Penal 3, las autoridades de la Comisión Interamericana de Derechos Humanas (CIDH), dialogaron con los medios sobre su visita, las impresiones luego del contacto con la detenida Milagro Sala, y sostuvieron que podrían dar una respuesta a la medida cautelar en la primera semana de julio.

En diálogo con los medios, el presidente de la CIDH Francisco de Eguiguren, y la comisionada de Panamá, Esmeralda Arosemena de Troitiño, expresaron sus pareceres.

Francisco de Eguiguren. Foto: Edgardo Valera

Francisco de Eguiguren expresó “hemos venido por una invitación que nos formuló hace unos meses el gobierno de Argentina para poder, aquí en terreno, conocer la situación de detención de Milagro Sala porque tenemos una medida cautelar interpuesta hace un tiempo. La visita fue para poder ver, escuchar, mirar las condiciones de detención, conversar también con el gobernador y las autoridades que lo acompañan”.

Sostuvo que “la sensación que hay a prima facie, en general, es que en este pabellón de mujeres las condiciones de reclusión, si bien una cárcel no es un hotel, pero las condiciones de reclusión son las humanitarias, razonables”.

“La señora Sala es obviamente una señora que está bastante agobiada, abatida por lo que significa su reclusión, la que considera injusta, porque sostiene que no tiene responsabilidad en lo que se plantea, se siente afectada por estar privada de su libertad, por algunos incidentes que generaron procesos disciplinarios internos dentro del establecimiento. No hay una relación de conflicto, más allá de un caso concreto con un interna, más bien su relación es buena”.

Aseguró que “no vemos a prima facie un riesgo de su seguridad. Esa es la sensación  general que sacamos”.

Respecto a si conocían quién era Milagro Sala antes de su detención, el titular de la CIDH señaló “conocíamos bastante por la prensa, y por información que los peticionarios y el Estado nos ha dado pero en esta oportunidad, con este diálogo con ella pudimos conocer más de su vida y trayectoria”.

Acerca de los plazos para dar su respuesta ante la medida cautelar, Francisco de Eguiguren explicó que “en la primeras semanas de julio sería el plazo que podemos calcular ya que vamos a estar físicamente reunidos, no es fácil hacerlo por un escrito, lo más razonable es que ahí compartamos con nuestros colegas las impresiones, intercambiemos ideas y ver si estamos con elementos suficientes para tomar la decisión o necesitamos conocer algo más”.

“Somos un colegiado, somos 7, le digo con sinceridad y experiencia en estos casos, estamos en esta etapa, es como que hemos filmado y grabado y tenemos que digerir lo que hemos recibido de información con autoridades”.

Ante la consulta sobre si han tratado el tema de la opinión 31 del GTDA, el titular de la CIDH señaló “no fue el tema, tratando de ser precisos. Es bueno tener presente que el Grupo de Trabajo (GTDA)  tiene un mandato concreto: ‘detenciones arbitrarias’. Nosotros somos parte del sistema interamericano y OEA, y nuestro mandato es bastante más amplio, vinimos por una medida cautelar que es más que el tema de una eventual detención arbitraría, sino si hay riesgos para la vida, la salud, condiciones de detención, atención médica, derecho de defensa, entre otros”.

“Debemos hacer un análisis más completo y lo que hicimos en un comunicado de diciembre en Panamá, que los Estados están involucrados en un sistema internacional y ante el comunicado de Naciones Unidas tiene que dar una respuesta el Estado”.

Señaló que “la resolución de una medida cautelar, es comunicada a las partes y el Estado y las recomendaciones son para que el Estado las cumpla”.

En relación a si se reuniría con las víctimas de Milagro Sala, respondió “no, hemos venido a ver la situación de su detención no hemos venido a evaluar los procesos, denuncias ni imputaciones, no es parte de nuestra cautelar”.

“No vinimos a juzgar su responsabilidad, inocencia y culpabilidad si no sus condiciones de detención”.

Consultado acerca del estado de la celda de aislamiento, donde supuestamente, habría señalado la detenida, habría sido colocada, sostuvo que “no, porque ella nos ha dicho que no ha sido colocada ahí, y hemos venido a ver un tema puntual, no hemos venido a evaluar la situación de este centro penitenciario si ella nunca fue recluida ahí”.

Esmeralda Arosemena de Troitiño. Foto: Edgardo Valera

Por su parte, la comisionada de Panamá, Esmeralda Arosemena de Troitiño, expresó “creo que podemos recoger de esta entrevista la situación de mucha presión que tiene  Milagro Sala, una mujer que tiene toda las características de una líder porque así lo he percibido, una fortaleza en ese sentido de lo que ella ha hecho. Está en una posición de demandar una respuesta, nosotros tenemos el compromiso, el mandato de hacer con esta visita una revisión de todos los elementos para tomar una decisión”.

En ese sentido, mencionó “somos 7 comisionados con los cuales tenemos que compartir esta información, hemos tenido la oportunidad de recibir la información de parte del Estado que tenemos que evaluar y esperamos que en nuestra próxima sesión de la Comisión en Lima, en julio, podamos tener una respuesta a su petición”.

Para Esmeralda Arosemena de Troitiño “esta es uno de los casos de medidas cautelares que tenemos que tiene impacto a nivel internacional. Lo hemos evaluado así y representa para todo el continente una oportunidad también de medir desde la Comisión este tipo de situaciones en la que se pueden encontrar cualquier ciudadano”.