La importancia de abordar la violencia de género desde la juventud

Jujuy al día® – Ocho jóvenes de la Puna comparten sus experiencias y sensaciones que surgieron a raíz de un taller sobre violencia de género realizado en la Casa del Futuro de Abra Pampa por el Ministerio de Desarrollo Humano y la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer de Buenos Aires.

En la localidad conocida como Capital de la Puna, alrededor de setenta jóvenes de Abra Pampa (73km al sur de La Quiaca) y zonas aledañas se fueron incorporando progresivamente desde temprano, llegando a pie o en bicicleta, estacionándolas en el frente de la Casa del Futuro, para conformar un grupo heterogéneo que no sólo participó del taller sino que en base a sus trayectorias de vida y experiencias personales atravesadas por la violencia de género,se apropiaron simbólicamente del espacio y debatieron la temática propuesta.

En ese sentido, Melina de 18 años, de la localidad próxima de Quichagua expresó: “me pareció interesante aprender sobre otros tipos de violencia como la violencia económica, porque tuve una experiencia cercana en mi casa y me parece importante que los/as jóvenes sepan esto para que luego no cometan errores.

Asimismo, Melina valoró el lugar del taller realizado señalando: “esta es la primera vez que vengo a la Casa del Futuro y decidí inscribirme en el taller porque es un espacio para nosotros, los/as jóvenes”.

La actividad, se dio como una continuidad en el marco de una coordinación entre las Secretarías provinciales de Paridad de Género y de Niñez, Adolescencia y Familia junto a FEIM, quienes realizaron en el mes de enero similares talleres con la temática de salud y derechos sexuales y reproductivos en las localidades de Libertador Gral. San Martín y Abra Pampa, repitiéndose las locaciones en esta nueva oportunidad.

Por lo que Leila (20), quien también participó del taller anterior, manifestó: “estas charlas me gustan porque compartís con chicos/as de otros lugares; el año pasado estuve en todas las charlas de la Casa del Futuro desde que empezó, y creo que a las mujeres nos sirve porque las chicas son calladas, no saben cómo buscar ayuda y resultó interesante para que se cuiden”.

Leila, asistió al taller acompañada por su hermana y su hija de casi dos años, y ante la consulta sobre si había atravesado situaciones de violencia manifestó: “yo iba a sufrir violencia y aunque no denuncié, yo misma puse de mi parte, hablé y dije no quiero esto para mí”.

Es importante mencionar que, en base a datos brindados por la Línea 144 durante el año 2016, se registraron un total de 4644 de casos de jóvenes de 15 a 24 años en situación de violencia de género, que representan el 15% del total de casos del año (30781). Jujuy con un total de 104 casos registrados, se ubicó en séptima posición.

Al respecto, habló Gladys de 34 años, que participó del taller como parte del grupo de mujeres del Centro de Atención Integral de la Violencia de Género de Abra Pampa, perteneciente a la Secretaría de Paridad de Género:“está muy bien que desde ya se les inculque esto a las y los jóvenes y se les muestre las consecuencias de cada acción violenta, porque inicia desde el noviazgo mayormente, sin darnos cuenta, a veces en forma de juegos como con un pellizcón o un empujón y a la larga va creciendo; por eso está bueno para tomar conciencia de cómo debemos actuar”, indicó.

Glayds calificó de oportuno al taller ya que es madre de dos adolescentes (etapa de la vida en la que comienza a manifestarse la violencia) y valoró mediante ejemplos de su vida, la importancia de enseñarles a las y los jóvenes sobre cómo prevenir tales situaciones: “a nosotras no nos dijeron nada de estas cosas en la adolescencia o juventud, hablar de sexo era un pecado en casa o hablar de tener novio era una mala palabra y los papás no nos escuchaban, no nos tomaban en cuenta o nos castigaban directamente; nunca nos enseñaron cómo debíamos actuar en estos casos”.

Continuando, detalló: “por eso, muchas personas aquí venimos de familias en las que ha sido así, vivir permanentemente en violencia; entonces los hombres crecen con eso y creen que está bien maltratar a la mujer pero no, también las mujeres creemos que está bien y que es la forma de vivir, y vivimos así, recibiendo violencia porque en casa la hemos visto siempre”.

“La violencia ocurre de diferentes formas a cada una de nosotras y al conocer estos casos se puede evitar o saber cómo actuar cuando sucede”, concluyó afirmando Gladys, quien llevó al taller a una amiga que empezó a recibir recientemente la contención por parte de las profesionales (psicóloga, abogada y trabajadora social) del Centro de Atención de Violencia ubicado en el barrio 23 de Agosto de esa ciudad.

Esa amiga es Magalí, una joven abrapampeña de 26 años que se encuentra rearmando su proyecto de vida y que llegó temprano a la Casa del Futuro con su hija de 4 años en brazos porque no se quería perder el taller.

Según un informe sobre violencia de género en las y los jóvenes del Observatorio Nacional de Violencia contra las Mujeres, el 86% del total de los casos de violencia de género en la juventud lleva un tiempo entre menos de uno y cinco años en una situación de maltrato.A su vez, en el 59% de los casos se declara que el agresor es la pareja o novio/a, mientras que en el 40,7% es la ex pareja y un 45,3% declara convivir con el agresor.

“Yo también sufrí violencia de género hace poquito, fue muy traumático y pienso que esto es la realidad de muchas mujeres, que a veces no nos animamos a denunciar como me pasó a mí;hasta que me decidí a hablar y pude decir basta, y hoy estoy saliendo (de la situación de violencia)”, reveló muy segura Magalí.

La joven, reflexionó que “hace falta cambiar todavía ciertas cosas en la sociedad, como en la policía que a veces no te quieren tomar la denuncia porque dicen que es fin de semana, o como en el hospital, que por más que te estés retorciendo de dolor no te quieren atender y te piden que saques turno. Son cosas que me pasaron a mí y no quisiera que se vuelva a repetir la historia y le pase eso a mi hija”, finalizó.

Frenar la violencia de género no es sólo tarea de mujeres

El taller se desarrolló con mucho dinamismo y una participación nutrida tanto de mujeres como varones de distintas edades, quienes enriquecieron la propuesta mediante las diversas experiencias que confluyeron en la Casa del Futuro, y a raíz de los conceptos trabajados (modalidades y tipos de la violencia, métodos anticonceptivos, diferencia entre sexo y género, sexualidad, identidades de género y orientaciones sexuales), consensuaron entre todos qué acciones se pueden hacer para replicar en cada espacio particular y parar la violencia de género.

José y Julián son dos amigos de 18 años de edad, quienes ya habían participado de otras actividades en la Casa del Futuro y sobre el taller, ponderaron lo “bueno y entretenido” que estuvo. “Aprendí cómo tratar mejor a la mujer y poder ayudarlas si están en esas situaciones”, comentó José, y agregó: “ahora siento que tengo más conocimiento y más capacidad para identificar las situaciones en la que los varones ejercemos violencia”.

La máxima expresión de la violencia hacia las mujeres es el femicidio, por lo que los varones tienen una fundamental responsabilidad, ya que son los hombres quienes principalmente reproducen los mecanismos a través de los cuales se legitima la violencia ejercida hacia las mujeres, como así también hacia lo –construido socialmente como- femenino y hacia lo diverso desde la sexualidad.

“Estaba bueno el taller –dijo a su vez Julián- y aunque en la escuela nos habían explicado algo sobre la violencia de género, no había sido tan específico como en esta oportunidad y ahora estoy bien informado; por eso creo que necesitamos más talleres como estos porque los chicos se preocupan más por salir a la calle y no hacen vida sana”.

Por su parte, Adrián (22), destacó la organización de la actividad afirmando: “agradezco que se dio esta oportunidad para todos los jóvenes y es algo que tenemos que aprovechar para seguir adelante”.

En el encuentro, desde la Dirección Provincial de Promoción de Derechos de la Mujer y Paridad de Género, se informó a las y los jóvenes las herramientas con las que cuenta el Gobierno provincial tanto para asistir y contener a las personas que atraviesan situaciones de violencia, como para prevenir tales casos.

“Mi familia atravesó situaciones de violencia, y con estas charlas yo mismo puedo transmitirles a ellos/as que se puede ver no solamente de una determinada manera el contexto de violencia sino que hay formas de donde poder agarrarse (pedir ayuda), como estar acompañado de una asistencia y poder solucionar el problema; porque esto se ha visto mucho en Abra Pampa y conozco familias que también pasan por esta situación”, culminó Adrián.

Adrián fue al taller con su compañero Rafael (24); juntos cursan la recientemente creada Tecnicatura Superior en Energía Solar, que implica una oportunidad más para la juventud abrapampeña al momento de diseñar sus proyectos de vida.

Respecto a lo trabajado en el taller, Rafael declaró: “pasé situaciones de violencia en mi familia, también con los vecinos, así que yo creo que uno tiene que tratar de no cometer los mismos errores que cometieron los padres, tíos (en sentido plural masculino), uno trata de interesarse en estos temas para no hacer lo mismo que ellos, porque vi como causaban daño psicológico y emocional a mi madre, además a gente que yo conozco y me perturba mucho; por eso me interesó venir para tratar de no hacer eso y darme cuenta de las cosas”.

Sobre la Casa del Futuro, (espacio de recreación y formación para jóvenes, creado en conjunto por la Dirección Provincial de Juventud, la Subsecretaría de Juventud de la Nación y el municipio de Abra Pampa), Rafael detalló que ya había asistido previamente a realizar talleres sobre adicciones“lo cual me pareció bien,porque sirve para contener a los jóvenes porque no había espacios como este, donde juntamos amigos, venimos y la pasamos bien.

“Yo conozco lo que es la población en Abra Pampa y veo que hay chicos que están afuera, quienes están totalmente perdidos y deberían estar acá”, concluyó reflexionando el joven.

Finalmente, por parte de la Intendencia de Abra Pampa, la responsable del Área de Juventud, Ana Quiroga, agradeció a Iván Palacios y a Adriana Bianco -funcionarios del Ministerio de Desarrollo Humano- por el apoyo del Estado provincial en la realización del evento. “La actividad superó nuestras expectativas en una temática que atraviesa a los jóvenes, por lo que es importante que se informen y sepan sus derechos, para que ellos/as mismos/as puedan replicarlo con sus amigos/as y su familia”, afirmó.

ENVIAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí