En reunión con autoridades del frigorífico Proyajo, el gobierno les solicitó la adecuación a las normas sanitarias

Jujuy al día® – Los ministros de Desarrollo Económico y Producción y de Ambiente, Juan Carlos Abud Robles y María Inés Zigarán, respectivamente, se reunieron con los empresarios del Frigorífico Proyajo de Perico para conocer la posición de la empresa, detallar las mejoras necesarias para revertir la clausura temporaria y resguardar a la población ante las fallas detectadas.

La ministra María Inés Zigarán, mencionó múltiples incumplimientos en materia ambiental de Proyajo. Recordó los acuerdos anteriores que la entidad a su cargo había construido con la empresa en diciembre del 2016, “donde se establecían una serie de pautas ambientales que debían cumplir, particularmente vinculada con el tratamiento de los efluentes sólidos y los efluentes líquidos”.

“Ellos expresan la voluntad de resolver la situación y de modificar muchas de estas prácticas, también entienden que muchos de los compromisos han cumplido, pero continúan muchos incumplimientos. Eso es lo que ha fundamentado esta medida extrema que hemos tomado, pero que es una medida reversible”, ponderó Zigarán.

“No queremos ser un obstáculo para el desarrollo económico que genere ninguna actividad, pero  somos un Gobierno que ha decidido que se va a cumplir la legislación ambiental, y es importante que se verifiquen todas las disposiciones en materia de residuos peligrosos”, enfatizó la ministra.

Finalmente, comentó que los empresarios dieron cuenta de su “vocación de revertir la situación” y remarcó: “Precisamos la concreción de compromisos y metas concretas, por lo que hemos acordado un proceso de trabajo, desde Producción y Ambiente, que se va a dar en esta semana y el viernes vamos a tener una nueva reunión para seguir evaluando el proceso”.

A su turno, el ministro Abud Robles, añadió: “Pudimos escuchar cuál es la posición de la empresa y también plantear las irregularidades que se constataron y han sido acreditadas, así como las disposiciones que hay que cumplir”.

“Ya planteamos el excedente en el límite de la faena de cabezas, lo cual genera consecuencias en el tratamiento de los residuos que tiene que tener este frigorífico, no cuenta con la capacidad, ni con la maquinaria suficiente para poder neutralizar la contaminación que se genera”, explicó el funcionario.

“Con la empresa volveremos a hablar, tienen que trabajar en un plan con los técnicos del área de producción  y vamos a evaluar el día viernes cuáles son los avances que tiene, considerando que tiene autorización para faenar 40 cabezas por día y están faenando 120 a 130”, prosiguió el ministro.

Recordó además que Proyajo mantiene compromisos no resueltos con la Provincia. “Hay 4 hectáreas y media que el frigorífico está ocupando desde hace 17 años en El Pongo con una deuda vigente, la cual hasta el momento no se encuentra regularizada”. La situación, se agrava por la enorme deuda impositiva que tiene la empresa y la informalidad en su funcionamiento, que perjudica también al Hospital Zabala, agregó el ministro.