“Mercados de cercanía” como alternativa para pequeños productores

Jujuy al día® – La Secretaría de Economía Popular concretó una jornada de capacitación sobre comercialización a pequeña escala destacando la colocación de productos, el rol comercial y municipal para la generación de alternativas para el sector frente a la intermediación.

“Estamos en las próximas semanas financiando a casi 500 productores que hicieron los procesos formativos, estamos dando una vuelta de tuerca a los procesos formativos y la estrategia débil es la comercialización, lo que motiva este encuentro”, expresó el titular del área oficial, Rubén Daza, quien ponderó la presencia del especialista de Misiones Daniel Llano, miembro de la Red de Economía Social de Escala.

“El tema es mental, de concepción del mercado. El municipio tiene la capacidad de decidir quién vende y cómo se vende, la habilitación, y eso no se utiliza. Aquí se intenta poner toda la variedad institucional para favorecer a la economía popular; no son problemas de plata, la solución está a la mano pero depende de la organización”, señaló Daza al analizar la temática propuesta.

La importancia del manejo de información y estrategias de mercados fueron transmitidas a  pequeños productores, emprendedores, estudiantes del programa “Primer Empleo” y facilitadores educativos, que fueron invitados al encuentro efectuado en instalaciones del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción.

A su turno, el expositor Daniel Llano, mencionó la premisa de acercar el potencial de producciones campesinas a los mercados de las ciudades. “El sistema de acopio, transporte y distribución es prohibitivo para el pequeño productor. Con los pequeños volúmenes que producimos, pese a que son de calidad superior, corremos en desventaja frente a los volúmenes con conservantes, químicos y demás. Por la escala se nos paga un precio vil por el producto. En Jujuy casi el 80 queda en manos del no productor”, explicó.

“Hay otro segmento perjudicado en esto, que son los comercios barriales. Pero a nivel país se produjo un fenómeno interesante, empezaron a utilizarse alternativas de cercanía”, prosiguió LLano al señalar la progresiva colocación de producciones de pequeña escala en almacenes “poli-rubro”.

A su entender, “el cuello de botella no es la comercialización, sino la falta de información”. Además, expuso el protagonismo necesario de “las autoridades bromatológicas locales que son las intendencias, que deciden qué tipo de alimentos entra, qué se vende y qué consume dentro de cada ejido”.

Según el especialista, la conformación de esquemas de trabajo local y la generación de convenios intermunicipales para el intercambio de productos son otras vías para fortalecer la economía social.

Finalmente, consideró imprescindible que en Jujuy exista una “conciencia en la toma de poder local”, aunando esfuerzos entre productores, empresas, municipios y el Gobierno Provincial.