Para el titular de la Unión Empresarios de Jujuy, el paro general no fue contra el gobierno sino “contra la entidad privada”

Jujuy al día® – En diálogo con nuestro medio, el presidente de la Unión Empresarios de Jujuy (UEJ), Ignacio Sadir, se refirió al paro nacional del pasado jueves 6 de abril, e indicó que es una medida perjudicial para el sector y la provincia ya que “Jujuy no puede seguir haciendo paro, necesitamos trabajar cada vez más”.

Ignacio Sadir. Foto: Edgardo Valera

Al respecto, Ignacio Sadir manifestó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, que “si bien no tuvimos colectivos ni bancos, por suerte trabajó el servicio particular de remises, de taxis compartidos, más los vehículos particulares, lo que provocó que tuviéramos el 99% de los comercios abiertos y esto es positivo, porque hay una gran Argentina que no quiere estos paros, porque durante décadas estos paros han desarmado a la República Argentina y ha dañado su economía”.

“Escuche a algunos periodistas que decían que esto era un paro en contra de gobierno, pero no es un paro contra el gobierno, es un paro contra la entidad privada que dejó de facturar más de 15 mil millones de pesos, que es lo que se estima, pero a pesar de eso los empresarios, que no facturaron, en un 99 % abrieron sus comercios, sus empleados estuvieron activos, demostrando que esta es la Argentina que queremos”.

Agregó “Argentina y Jujuy no pueden seguir haciendo paro, necesitamos trabajar cada vez más e invito a los compañeros sindicalistas a buscar otras formas de decirle al gobierno que las cosas no están bien, por ejemplo como lo realizó la UEJ que hace tres semanas estuvimos en el Congreso sentados con los Senadores planteándoles cuestiones concretas sobre lo que necesita el sector privado”.

En relación a los planteos realizados, Sadir señaló que “queremos activar porcentajes del decreto 814 del 2001, llevarlos a porcentajes del 9,7 a 45%, eliminación del impuesto sobre las transferencias bancarias, bajar el IVA del 21 al 18% como estaba en el año 1994 cuando se hizo el pacto fiscal y que se elevó esos valores al 21% para la eliminación de los impuestos provinciales”.

“Esto es lo que debemos sentarnos a hablar, nosotros no fuimos a golpear a nadie, ni a cortarle la ruta a nadie, porque eso es lo que nos afecta y no nos deja crecer y pone miedo en la sociedad, y eso es lo que no necesitamos”.