“Milagro Sala cometió delitos en connivencia con De Vido y el gobierno kirchnerista”

Jujuy al día® – La presidenta de la comisión de Legislación Penal de la Cámara baja arremete contra la líder de la Tupac en una entrevista publicada por el diario Clarín.

-Usted es una legisladora muy activa, preside la comisión de Legislación Penal, pero ha trascendido más por sus enojos con el tema Milagro Sala.

-Milagro Sala significó para Jujuy un signo de corrupción, decadencia y olvido de todas las instituciones de la provincia. El vapuleo y el destrozo de la dignidad de los ciudadanos jujeños. Nos toca hondamente a los que hemos visto, no nos contaron. Fue nefasta. Bajo ningún aspecto puede ser considerada una presa política. Es una ciudadana que ejerció la política y cometió delitos. Me sorprende que soliciten su liberación.

– ¿Por qué denunció que se tiene temor a que hable?

– El gobernador (el peronista Eduardo Fellner) estaba totalmente dibujado. Y no podría haber hecho lo que hizo sin connivencia con el Gobierno nacional, con quienes manejaban la obra pública, como el hoy diputado Julio de Vido. Mantengo lo que dije, esto no se queda en Milagro Sala. Esta ha sido una organización corrupta y mafiosa que significaba una devolución de dinero al gobierno (kirchnerista) y sin duda está relacionado con la ex presidenta de la Nación. Las investigaciones que se hacen están mostrando el robo y el fraude a la administración. Hay temas de droga, de trata, de muerte, relacionados con esta organización.

-Pese a todo, se ha objetado mucho que deba estar en prisión.

-La prisión preventiva está más que justificada, para evitar obstrucción del proceso. Esta presa acorde a derecho y a las normas procesales de Jujuy.

-En su comisión se discute la ley de Responsabilidad Empresaria. ¿Se podrá ir por la corrupción de los privados?

-Es una deuda que tenemos como país, cumplir con la OCDE, poder ir por los delitos contra la administración pública y el soborno transnacional, de las personas jurídicas (empresas). Hay que hacer algunas modificaciones en el proyecto que fue enviado desde el Ejecutivo, no es una ley fácil. Es complicado separar a la persona jurídica, que no tiene corporeidad, porque el delito siempre se ha realizado a través de una persona física.

-El proyecto señala que con la implementación de un “programa de integridad” las empresas quedan eximidas de sanciones. ¿No le parece polémico?

-Es uno de los puntos que señalé en reuniones con la Oficina Anticorrupción. Yo no creo que tenga que existir perdón o eximición. Y hay que revisar porque en el mismo proyecto hay confusión respecto de las penalidades. Tener un programa de integridad no puede ser una maniobra para eximir de responsabilidad, y como está redactada puede dar esa idea. También si las empresas se someten a escisión, fusión, podrían quedar sin castigo los delitos anteriores. Era una maniobra muy utilizada. El texto no puede ser interpretado de esa manera.

-Se dice que las empresas no miran con simpatía este proyecto porque las obligaría a gastar dinero.

-El gasto que podrían llegar a tener se va a ver altamente reconfortado con el rendimiento y la transparencia posterior. Hay que evitar los delitos de corrupción que perjudican al Estado, y si hay seguridad jurídica se abren posibilidades de mayores inversiones.