Prácticas para la recuperación de suelos y territorios degradados

Jujuy al día® – El Ministerio de Ambiente de la Provincia, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y de la Dirección de Ordenamiento Ambiental del Territorio, se encuentra trabajando sobre prácticas piloto para la recuperación de los suelos y territorios degradados de las zonas áridas de la provincia, mejorando así las producciones locales.

Esto se realiza en el marco del Proyecto de lucha contra la desertificación de zonas secas del noroeste argentino, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y ejecutado a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación y el Ministerio de Ambiente de Jujuy.

Con la presencia del Secretario de Desarrollo Sustentable, Antonio Alejo; la Subsecretaria de Planificación y Ordenamiento del Territorio de Nación, Dolores Duverges; y la Coordinadora del PNUD, María Eugenia di Paola, se realizó en la localidad de Yavi, como punto focal del proyecto, un taller de lombricompuesto dictado por el técnico Jorge Juárez, en el que participaron más de 46 productores de ocho comunidades de la zona.

Éste trabajo constó con una parte teórica durante la mañana, y una práctica durante la tarde, donde se fabricó un lombricario y se enseñó a los presentes a realizar producción de lombrices que mejorarán las condiciones del suelo del lugar.

Esto implica además la entrega de materiales para que cada productor pueda generar sus compostajes y lombricompuestos.

Esto forma parte de una serie de talleres dentro del Programa, que se van a ir dictando en diferentes sitios de intervención de la región denominada SEI (Sitio Específico de Intervención), integrado por varias localidades de las zonas áridas de la provincia, que abarca desde Mina Pirquita hasta Yavi.

La Directora de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Susana Amador, explicó que “el programa tiene diversos componentes, entre ellos talleres de compostaje y lombricompuestos; cocinas, calefón y horno ahorradoras de leña, que tiene el objetivo de eficientizar el uso de la leña para no emplear la poca vegetación que se encuentra en la zona; también la realización de cortinas forestales para frenar la erosión del suelo; cosecha de agua, es decir almacenar agua colectando por ejemplo de las lluvias, ya que son lugares donde hay escases de este recurso; sistema de riego por goteo, etc.”.

Susana Amador remarcó que es un programa piloto que busca mostrar a la comunidad cómo estas prácticas diferentes pueden mejorar el suelo y el uso de recursos. “Se están diferenciando parcelas no atendidas por el proyecto y un muestreo de otras parcelas donde se realizan estas acciones, mejorando así las prácticas productivas de las comunidades”, concluyó.

Los próximos talleres se realizarán en Quebraleña (Cochinoca), que apunta a beneficiar sobre todo a productores de quínoa de la zona, y en Chalguamayoc Dpto. de Yavi.