Buenas prácticas agrícolas

Jujuy al día® – Finalizó con gran éxito la primera capacitación de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) promovidas por el Ministerio de Desarrollo Económico y Producicón, cuyo objetivo fue brindar las normas y técnicas tendientes a reducir los riesgos físicos, químicos y biológicos en la producción, cosecha y acondicionamiento en la actividad fruti-hortícola.

“Hoy estamos cerrando este ciclo de capacitaciones que nació con la intención de tener un grupo de productores que puedan certificar esas prácticas y acceder a un mercado de mayor poder adquisitivo, más exigentes en calidad”, expresó el Secretario de Desarrollo Productivo, Carlos Luque, quien encabezó el cierre del curso.

Mencionó que las BPA son un conjunto de principios, normas y recomendaciones técnicas aplicables a la producción, procesamiento y transporte de alimentos, orientadas a asegurar la protección de la higiene, la salud humana y el medio ambiente, mediante métodos ecológicamente seguros, higiénicamente aceptables y económicamente factibles.

En esa línea, Luque señaló que si bien en nuestro país todavía no es obligatoria su ejecución, “nuestra idea es crear un grupo de técnicos capaces de implementar estos en proyectos en campo, de manera que se garantice la obtención de alimentos inocuos, se reduzcan los riesgos de contaminación de los cultivos y se mejore la eficiencia de las producciones”.

El funcionario realizó un balance positivo de las jornadas de capacitación y anunció que desde la Secretaría a su cargo se encuentran desarrollando nuevos talleres tendientes a mejorar la calidad de los procesos productivos en Jujuy.

“Estamos muy contentos porque tuvimos más de 30 técnicos capacitándose, profesionales del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), de la Secretaría de Agricultura Familiar, profesionales independientes e inclusive tuvimos asistentes de Córdoba y Salta”, finalizó.

Por su parte, Rene Alberto Vergara, implementador de las BPA y experto a cargo de la capacitación, precisó que durante las dos jornadas que duró el curso “lo que hicimos fue demostrar y enseñar a respetar la inocuidad alimentaria del fruto u hortaliza que se produce”.

En ese sentido, indicó que el taller contó con clases teóricas y prácticas,  un examen evaluador y un proyecto final “para el cual tienen un plazo de 90 días y donde deberán reflejar todo lo aprendido” , cuyos resultados permitirán a los asistentes obtener un certificado de Implementador de Buenas Prácticas Agrícolas.

Por último, resaltó la iniciativa del Gobierno de Jujuy de fomentar este tipo de actividades, ya que aseguró que “demuestra el compromiso que tiene con los productores y la firme intención de posicionar sus producciones”.