Corrupción en el Instituto de Seguros de Jujuy: según el Fiscal las pruebas contra Palumbo y Ugarte “son contundentes”

Jujuy al día® – En diálogo con los medios, el Fiscal de Investigación N° 8, Alejandro Bossatti, brindó detalles sobre la Investigación Penal Preparatoria de la causa que investigó el fraude al Estado provincial producido por desmanejos de las autoridades de la era Fellner en el Instituto de Seguros de Jujuy.

Bossatti indicó que encontró pruebas contundentes de dos hechos donde se pagó por más del doble de lo contratado, tanto a empresas de participaron en la construcción de una delegación como a una distribuidora de insumos medios, Vía Médica.

Además, vinculó su investigación a la auditoria que realiza la Oficina Anticorrupción, y no descarta que pueda abrirse una nueva etapa en la misma.

Alfredo Blanco y Alejandro Bossatti

Al respecto, y en relación al pedido de elevación a juicio, el Fiscal Alejandro Bossatti manifestó “requerí la elevación a juicio de esta causa en lo que respecta a la probable participación de los imputados Palumbo y Ugarte solamente, que están imputados de los delitos de ‘Abuso de autoridad y fraude a la administración pública’”.

“Entiendo que la prueba colectada, que ha sido abundante, pero específicamente son temas puntuales, son contundentes. Es más que nada prueba documental, expedientes administrativos, en las cuales no se ha dado cumplimiento en la legislación vigente en la materia de contratación y se ha pagado dinero de más conforme trámites administrativos”, indicó.

“No obstante, está interviniendo de oficio la Oficina Anticorrupción en una auditoria de la que puede surgir la sospecha, la posible comisión de algunos otros hechos ilícitos, que por ley la Oficina Anticorrupción tiene la obligación de denunciar. Hemos terminado una etapa pero puede, o no, abrirse otra”.

Acerca de las irregularidades encontradas, el Fiscal Bossatti señaló “lo que se ha detectado es que no se ha respetado el procedimiento de contratación establecido en el Estado por la ley de Obra Pública que establece, dependiendo el tipo de contratación  por los montos o bienes a contratar, hay determinados sistemas de contratación, y esto tiene establecido determinados requisitos”.

Explicó “en el caso de una licitación privada, se establece la invitación a 5 oferentes. En este caso era 4 en vez de 5, no hay acto administrativo que autorice el llamado a licitación, no hay partida presupuestaria afectada, no hay acto de pre adjudicación, ni de la Comisión de pre adjudicación”.

“Obran pagos contra certificaciones de obras que no son coincidentes con las facturas, se deberían haber hecho en forma mensual y no se hicieron, y se abonó una cifra cercana el doble de lo que estaba contratando”.

Mencionó “si bien se intentó por parte de los imputados alguna defensa sobre que son obras adicional o complementarias, también esto se requiere por ley que los autorice, y eso no está, como tampoco los montos serían coincidentes con estas obras adicionales”.

El Fiscal mencionó “tenemos dos causa en particular donde se detectan estas irregularidades, entre otras cuestiones, y no ha tomada razón el Tribunal de Cuentas en el caso puntual son: la compra de suministros médicos, se había presupuestado un monto de 3900 pesos y se pagó 39 mil pesos, a la más cara, sin justificación. La obra de la delegación de La Quiaca donde se pagó el doble de lo que se contrató, casi 2 millones de pesos”.

Por su parte, el fiscal José Alfredo Blanco señaló “mucho se ha hablado de una suma millonaria que no encuentra justificativo. Es un expediente de 12 cuerpos, se fue recabando documentación y se han ido detectando esas dos irregularidades. Aclaro que el ISJ contrata permanentemente porque brinda asistencia de insumos médicos, ortopédico, medicamentos, obras públicas”.

“Cada contratación tiene un expediente administrativo por lo que determinar esta suma millonaria de la que se habla implica auditar cada uno de estos expedientes que son miles o cientos de miles de la gestión del doctor Palumbo”.

Añadió “por eso, se libró el oficio correspondiente a la Oficina Anticorrupción para que realicen la auditoria para determinar expediente por expediente si existe otra irregularidad. Yo he detectado estas dos irregularidades y son las que se están llevando a juicio”.