Jujuy: desmienten que la “oruga mono” hallada hace unos días sea peligrosa

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Susana Muruaga de L’Argentier, titular de las cátedras de Biología Animal y Zoología Alimentaria de las carreras de Ciencias Biológicas y Bromatología de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy, se refirió al hallazgo de una particular oruga en San Salvador de Jujuy, la que género cierto temor ya que, a través de las redes sociales, circularon versiones periodísticas que aseguraban que era altamente toxica y mortal para las personas.

La docente e investigadora desmintió tales versiones explicando detalladamente de qué tipo de insecto se trata y además informó a la población que ante cualquier hallazgo pueden dirigirse a dicha facultad donde los especialistas determinarán en forma gratuita de qué animal se trata.

Susana Muruaga de L’Argentier

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Susana Muruaga de L’Argentier señaló que la famosa “oruga mono” “es un lepidóptero. El individuo adulto es una mariposa. Lo que encontraron es un estado juvenil que se llama larva, que le dicen larva mono, o larva araña. Es una oruga que pertenece a la familia Limacodidae, y por la foto que vi que se trataría de Phobetron hipparchia que es una especie que se distribuye prácticamente por todos los países sudamericanos, desde México hasta Argentina”.

“Es una especie de lepidóptero que daña a muchas especies, fundamentalmente arbóreas, sin embargo en Panamá la han mencionado en cultivos de caña de azúcar, algo que ha sido una novedad porque generalmente la oruga de esta mariposa se encuentra en plantas frutales o árboles que se utilizan en la ciudad para parquización, se hallan en hojas que son labras, sin pelos, a diferencia de la oruga que es peluda y esa oruga tiene una serie de pelos que están comunicados con glándulas que producen una sustancia toxica venenosa para algunos otros insectos, pero para el hombre o mamíferos grandes no tiene mucha importancia”.

Explicó que “puede producir, cuando se tiene contacto, quemaduras en la piel muy dolorosas pero no mata a una persona o a un animal, es un medio de defensa que tiene la oruga contra sus enemigos naturales. Esos pelos no le sirven para matar a ninguna presa, como lo puede hacer un carnívoro, porque la oruga se alimenta de hojas, es herbívora, es solo para su protección”.

“Además utiliza esos pelos como toda ‘gata peluda’, que son también mariposas en la etapa adulta, para entretejerlos con los hilos de seda con los que construyen los capullos donde esa larva la convierte en pupa. Vale aclarar que los insectos tienen una metamorfosis completa, pasan por el estado de huevo, varios estadios de larva, pupa y adulto, la pupa o crisálida es un estado de quietud que es anterior al estado adulto”.

Añadió “su estado adulto es una mariposa nocturna que no es tan agradable, es de color oscuro, peluda, pero no es peligrosa”.

Indicó que su “peligrosidad” se da “en excepciones, cuando el contacto ha sido muy intenso con criaturas muy pequeñas, donde puede haber alguna reacción del tipo alérgica, por lo que se debe buscar ayuda pronto en esos pasos para que la criatura no sufra mayores daños o muera”.

En relación a lo que esta noticia generó en la población, la docente señaló “me acuerdo que una vez tuvimos un caso similar en un barrio, dijeron que caía una babaza en el suelo y que al lavarla se hacía como si fuera jabón y pensaban que había un bicho horrible, pero no era nada más que un cochinilla del tipo cerosa”.

“Imagino que la gente se asusta por el aspecto de la oruga que es desagradable al verla,  es así porque tiene todos esos pelos y prolongaciones laterales en el cuerpo que la hacen realmente como una oruga peligrosa y la gente se asusta, creen que son venenosas, pero si hay que tener cuidado porque producen esas quemaduras que son importantes”.

Por ello recomendó “en el jardín, la gente debe acostumbrarse a trabajar con guantes porque por ahí rozan una planta y si había un capullo de una oruga de este tipo o de la ‘gata peluda’, que también tiene esos pelos tóxicos, pueden tener irritaciones importantes”.

Para finalizar, JUJUY AL DÍA® consultó a la docente e investigadora de la UNJu si los ciudadanos pueden acudir a la Facultad si llega a encontrar especímenes que no conozcan y piensen que pueden ser tóxicos o letales. “Sí, siempre, tenemos el laboratorio donde determinamos todas las muestras que nos traen los vecinos y lo hacemos sin costo. Hemos determinado una gran cantidad de arañas, escorpiones y de víboras, que según la gente son venenosas y les decimos al vecino de qué se trata, los cuidados que deben tener si son venenosos o no, y no cobramos nada dicha consulta”.