Declaración de interés legislativo a la incorporación de documentos de la Dictadura al programa Memoria del Mundo

Jujuy al día® – Diputados de la Unión Cívica Radical impulsan declarar de Interés Legislativo la incorporación al Registro de Memoria del Mundo, de América Latina y el Caribe (MOWLAC-UNESCO), de la serie documental de las Actas de Reuniones de las Juntas Militares durante el periodo 1.976–1.983, el cual fuera aprobado en el marco de la reunión de MOWLAC, que se realizó en la ciudad de Mar del Plata el 26 de octubre de 2.016.

En el fundamento del proyecto los diputados del oficialismo informan que el programa MOWLAC-UNESCO del Comité Regional de América Latina y el Caribe, Programa de la Memoria del Mundo, aprobó la incorporación de la serie documental de las Actas de Reunión de la Junta Militar 1976-1983, en reconocimiento de su significado para la memoria colectiva de la sociedad de América Latina y el Caribe el pasado 26 de octubre del año 2016.

Destacaron que la existencia e importancia de este patrimonio documental (las Actas de Reunión de la Junta Militar 1976-1983) permitirá ampliar la memoria del mundo, difundiendo los numerosos instrumentos y publicaciones que resguardan el patrimonio documental, puntualizando que el  aporte al centro documental del programa MOWLAC-UNESCO, “no solo protegerá la documentación, sino que permitirá la difusión de catálogos consultables a través de internet, libros, CD, DVD u otros medios tecnológicos” apuntaron los diputados.

Señalaron también que las actas de reunión de la Junta Militar son parte la memoria, y constituyen el registro oficial de los encuentros periódicos y secretos que mantenían sus miembros, siendo que dicho órgano fue la máxima autoridad del Estado Argentino tras el golpe cívico-militar que instalo el gobierno dictatorial desde el 24 de marzo de 1976 hasta el 10 de diciembre de 1983.

“Estas Actas reúnen así una doble condición: Ser una fuente historiográfica insustituible y un aporte de peso a las causas contra los crímenes de lesa humanidad. Debido a ello, y por encontrarse bajo custodia de la Dirección de Programas de la Dirección Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, se decidió su postulación al Registro de Memoria del mundo” añadieron.

Destacaron luego que esta documentación es un importante aporte de la Argentina a la conciencia mundial, e integrara la base como fuente de información para la población en general y un recurso interesante para historiadores e investigadores de las ciencias políticas.

Programa Memoria del Mundo

El programa Memoria del Mundo fue creado en 1992, (MOW, por el acróstico en inglés) es una iniciativa de la Unesco destinada a preservar el patrimonio documental del mundo albergado en bibliotecas, archivos y museos- como símbolo de la memoria colectiva de la humanidad. Este patrimonio refleja la diversidad de los pueblos, las culturas y los idiomas, pertenece a todos y debe ser plenamente preservado, protegido y accesible en forma permanente y sin obstáculos.

La concepción del programa Memoria del Mundo es que el patrimonio documental mundial pertenece a todos, debe ser plenamente preservado y protegido para todos y, con el debido respeto de los hábitos y prácticas culturales, debe ser accesible para todos de manera permanente y sin obstáculos.

La dictadura, el Juicio a las Juntas

La dictadura militar que sufrió nuestro país desde el año 1976 hasta 1983 es considerado el periodo más sangriento y cruento de la historia Argentina.

La dictadura se caracterizó por el terrorismo de Estado, la constante violación de los derechos humanos, desaparición y muerte de miles de personas, la apropiación de recién nacidos y otros crímenes de lesa humanidad.

Perpetuada desde el poder estatal, lo que se pone evidencia – como se observa en la Actas de las Junta Militares –es que existió un plan sistemático para acabar definitivamente con la democracia, sus instituciones, los derechos humanos y la vida de los argentinos.

El 10 de diciembre de 1983, tras siete años de dictadura militar, el Presidente Raúl Alfonsín, dictó el decreto 58/83 por el cual ordenaba a enjuiciar a los  “… integrantes de la Junta Militar que usurpo el gobierno de la Nación el 24 de marzo de 1976 y a los integrantes de las dos juntas militares subsiguientes”.

El juicio a las Juntas Militares fue una bisagra en la historia de nuestro país. Constituyó el inicio del restablecimiento de las reglas del estado de Derecho, y por otro lado la reivindicación de la lucha por la recuperación de los derechos humanos.

La creación de la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (CONADEP) fue otro hito que permitió reconstruir con relatos y documentos parte de la memoria a las violaciones a los derechos humanos.

Fue Raúl Alfonsín quien el mensaje presidencial de la Honorable Asamblea Legislativa, en el año 1983, el que remarco: “No se puede gobernar sin memoria, ni se puede gobernar sin la capacidad de prever, pero prever para un tiempo comprensible y no para un futuro indeterminado”.

Proyecto de declaración

Respecto al proyecto impulsado en la Legislatura el jefe de la bancada radical Alberto Bernis, consideró que la preservación del patrimonio documental mundial es un deber de los estados, a fin de mantener vigente la memoria como un hecho que subyace y construye la identidad de una Nación, “No hay posibilidad de construir un futuro si no conocemos nuestro pasado” consideró.

Resulta importante destacar que esta iniciativa parlamentaria tiene origen en otra de similares características de autoría de la Senadora Nacional Silvia Giacoppo que fuera recientemente presentada en la Cámara Alta del Congreso Argentino.