“Si ser opositor significa ocupar espacios de poder para hacer negocios con el Estado, eso no es la oposición en un sistema democrático”

Jujuy al día® – El vicegobernador y titular del PJ provincial, Carlos Haquim, contestó a las críticas del fellnerismo residual acerca de la posición que tiene el partido peronista en Jujuy, el cual hoy es oficialismo y forma parte del gobierno provincial. Además se refirió a la venta del Ingenio La Esperanza y los detalles que faltan para que esto suceda.

En una conferencia de prensa, Carlos Haquim manifestó “si alguien me define que significa ser opositor podría contestar, nosotros somos oficialismos, formamos parte del gobierno y si ser opositor significa ocupar espacios de poder para hacer negocios con el Estado, eso no es la oposición en un sistema democrático”.

“Si ser oposición o tener espacios de poder es para tratar de negociar beneficios para las empresas de los medios, si ser opositor significa poder seguir alquilando maquinas al Estado y quedándose con las obras y los servicios públicos que le prestan a los jujeños, eso no es oposición”.

Agregó “eso no es lo que queremos como oposición porque lo que pasó no se va a reiterar más. La decisión del gobernador y mía, de todo el equipo, es que la administración de la cosa pública con total transparencia y honestidad, si no lo hacemos así como sociedad no tenemos futuro”.

Por otra parte, el vicegobernador se refirió a la venta del Ingenio La Esperanza, expresando que “deseo que sea cuanto antes, mientras esto no se defina el Estado provincial sigue haciendo aportes económicos importantes con el sostenimiento de la fuente laboral y el funcionamiento del Ingenio, y es intención del gobernador que esto ocurra lo más rápido posible”.

“Hay que terminar una serie de trámites, de transferencia de créditos de Nación a la provincia, solucionar los problemas con los acreedores que quedaron de la quiebra y una vez producido esto estaremos en condiciones de poder adjudicar algún grupo inversor que venga a la provincia con un proyecto de desarrollo y un polo productivo que beneficie no solo a La Esperanza si no al resto de la provincia”.