Cambios en la Dirección de Narcotráfico de la Policía de Jujuy por denuncias de irregularidades

Jujuy al día® – La Secretaría de Seguridad Pública, dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia, informó que ante los últimos hechos suscitados en el seno de la Dirección de Narcotráfico de la Policía de la Provincia, que fueron denunciados por el mismo personal policial, se procedió a la remoción de dos oficiales superiores y un oficial jefe, quienes tenían a su cargo la conducción de dicha dependencia.

El secretario de Seguridad, Miguel Singh, explicó que las irregularidades detectadas fueron denunciadas por el mismo personal policial, lo que da la pauta de una “autodepuración” en la fuerza, sobre todo en dependencias de tan alto impacto social como es la de Narcotráfico.

Cabe consignar, que el pasado 17 de febrero, Singh junto al director general de Seguridad, Guillermo Rubén Tejerina, intervinieron personalmente en un cuestionado procedimiento realizado por efectivos de Narcotráfico. En aquella oportunidad, tras el secuestro de una camioneta y gran cantidad de mercadería ingresada al país de contrabando y la constatación de la inexistencia de las actas procedimentales de rigor, la Justicia ordinaria ordenó la imputación de los efectivos intervinientes, situación que le costara la remoción y pase a disponibilidad del Director, Subdirector y un oficial jefe de esa Unidad.

En otro hecho, acaecido el domingo pasado, tras la advertencia de vecinos residentes en adyacencias a la vieja terminal, respecto de unas personas que  estarían desmantelando un automóvil o cometiendo algún ilícito sobre calle Iguazú, se apersonaron efectivos de la Brigada de Investigaciones con asiento en el barrio Coronel Arias. Los funcionarios intervinientes establecieron que se trataba de un automóvil Renault 21 gris, estacionado sobre la arteria de referencia, con dos personas masculinas que descargaban algunos bultos del rodado.

En la intervención, los efectivos de la Brigada constataron que los paquetes o bultos eran hojas de coca en estado natural, tratándose de 64 unidades de regular tamaño, las que estarían siendo comercializadas en la zona; identificados los ocupantes del rodado, uno de ellos resultó ser un oficial de la Brigada de Narcotráfico de La Quiaca, quien debería haber estado de turno en esa jornada en la ciudad fronteriza.

Este último procedimiento fue puesto en conocimiento del fiscal federal de turno, Sebastián Jure, quien imputó al oficial de policía por el delito de “Encubrimiento de contrabando de hojas de coca, agravado por su condición de funcionario público”.

La Secretaría intervino en forma directa en los hechos referidos, garantizando la celeridad en el proceso investigativo, habiéndose dispuesto el apartamiento en forma inmediata de los funcionarios policiales involucrados y el apoyo incondicional de aquellos que en cumplimiento de su deber, denunciaron las irregularidades o llevaron adelante las pesquisas correspondientes.