Padre Achura por el policía “es una persona que siente, que tiene familia, que sufre, que le cuesta llegar a fin de mes”

0

“Siempre los esfuerzos que se hacen son en función de emergentes que van surgiendo”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Capellán de la Policía de Jujuy, Padre Víctor Achura, se refirió a la situación que atraviesan muchos efectivos policiales que tiene que ver con hechos de violencia, adicciones y hasta suicidios.

Expresó que juntamente a él, la Pastoral Policial, y otras áreas tratan constantemente de brindarles contención a los uniformados, quienes hoy buscan ayuda.

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, el Padre Víctor Achura manifestó acerca de los distintos hechos que viven los efectivos de nuestra fuerza de seguridad “nos duele profundamente lo que pasa como a cualquier ser humano, en este caso es un uniformado cuyo oficio es salir todos los días a resguardar el orden, el bien común y la paz social, de repente tiene dolores que involucra a nuestra institución lo que nos causa un dolor muy profundo”.

“Desde la Capellanía, y con la Pastoral Policial, tenemos un grupo establecido con el que tenemos una serie de visitas en la Unidades Regionales, con anuencia del Jefe de Policía y los jefes de las Regionales, para poder ir y hablar sobre valores, el gran valor de la vida que es el que debemos cuidar entre todos, sobre el autoestima, sobre el significado que le asigna cada uno al estar al lado de otro, compartiendo una labor y muchas horas de su día”.

Agregó “nos hemos acercado a personas que nos han hecho llegar su inquietud y sabemos también que hay un ala dentro de la institución que se encarga de estas situaciones, pero siempre los esfuerzos que se hacen son en función de emergentes que van surgiendo y esto duele mucho, perdida de un ser querido, la violencia que se ejerce, nos hace sentir en ese estado de tensión que no sabemos qué respuesta dar en lo inmediato pero si sabemos que debemos estar presentes”.

Explicó que “nosotros hacemos reuniones generales y desde ahí concebimos un planteo a la libertad de cada uno y le pedimos que todos nos hagamos responsables, aquel que se siente en un estado de depresión, no sujeto a la normalidad, pedimos que un compañero, un superior o un amigo nos lo haga conocer en seguida para hacer el abordaje con la persona, porque generalmente no quieren salir de una manera institucional, a nadie le gusta contar las cosas que le están pasando, por eso hay un teléfono, el del Capellán policial y la gente que me ayuda en la tarea de la capellanía, para que nos podamos acercar, charlar y ver la vía más apropiada para hacer la contención”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al Capellán de la policía sobre cuáles son las dolencias que le expresan los uniformados, el Padre Achura expresó “al policía le duele mucho el desarraigo, el ver muchas veces su nombre y su oficio mancillado, le duele mucho la violencia verbal a la que es sujeto porque las agresiones verbales son terribles, es como estar permanentemente en la vidriera para ser fiscalizados y hasta condenados por el solo hecho del uniforme”.

Respecto a si la depresión, el suicidio y las adicciones son temas planteados por los uniformados, el religioso expresó “la persona siempre va a tener una importante carga simbólica desde donde pueda decir muchas cosas, y lo tenemos que tomar en su integralidad porque la persona no es solamente trabajo, no es solamente horas de servicio, es una persona que siente, que tiene familia, que sufre, que le cuesta llegar a fin de mes, que debe llevar a sus chicos a la escuela, es un todo complejo y hay que mirarlo con esa complejidad y no reducirlo a un solo aspecto”.

“Tenemos que hablar de estos temas, hacer abordaje, hemos sido testigos con un grupo de psicólogos que se han hecho charlas para los jefes, el personal subalterno, se están haciendo cosas pero bien sabemos que esta situación en cuanto aflora nos dejan al descubierto y nos hace ver que el esfuerzo tiene su fruto pero no llegamos a todos. Por eso es un buen momento para hacer un replanteo y no llegar tarde”.

Indicó que hoy el uniformado “es capaz de buscar ayuda, me consta, porque son muchas las personas que cuando camino los pasillos de la Central o cualquier lugar me dicen ‘Padre necesito hablar con usted, dónde puedo buscar este tipo de ayuda’, más allá de lo religioso, hablamos de cuestiones familiares, laborales, que hacen a la misma situación vocacional porque todo el mundo se plantea en determinado momento de la vida si lo que está haciendo vale la pena o no, si tiene sentido ese sacrificio o no”.

“Son preguntas muy profundas que el policía necesita respuestas y el policía es capaz de hacer una desconstrucción de esos esquemas que tal vez han sido sostenidos durante mucho tiempo y que les impedía hablar y empiezan a hacerlo”.

El Padre Víctor Achura sostuvo que “la preocupación siempre aflora, y donde haya una necesidad tenemos que prestarle un auxilio, un oído que tanto hace falta en este tiempo y la persona le da miedo expresarse o se le ha naturalizado el silencio, por eso es que  buscamos esos espacios de individualidad para ser sostén desde la escucha, desde el apoyo, la oración, la fe que tanto bien le hace a la persona”.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here