¿Apartheid en una sucursal del Banco Macro?

Algunos días, cuando tenemos varias actividades, buscamos utilizar nuestro tiempo de una manera agradable. Ir a un banco (para los que no trabajamos en el centro de la ciudad) se nos hace raro ya que –como es mi caso- operamos a través de internet.

Sin embargo, el pasado viernes 03 de febrero tuve indefectiblemente que ir a la sede central del banco Macro de Jujuy, sita en calle Lamadrid, porque me dieron un cheque por cobrar desde la aseguradora del auto.

Llego a la esquina de Alvear y Lamadrid, consulto si allí es donde se hace efectivo el cheque, y muy amablemente me dicen que si no soy cliente del banco (esa es mi situación) debo salir del edificio y dirigirme a la parte final, al lado de los cajeros y de la ex sede del club de fútbol. Noto que allí hay asientos (varios) y también terminales electrónicas para obtener número de atención y así esperar (sentada) para ser atendida…

Voy hacia el lugar indicado, me encuentro con un compartimento separado del edificio por un vidrio, con el aire acondicionado muy por debajo de los 24º C (recuerdo que hay una intensa campaña nacional para ahorrar energía) y muchas personas en la fila “serpiente”. Pero bueno, enfrente hay seis (6) cajeros con lo cual si me anteceden algo así como 40 (cuarenta) “No clientes”… estimo que en 15 minutos tendré mi dinero…. si ingresé a las 12.06, asumo 12 y 21 – 12 y 30 estaré fuera del banco.

Equivocadísima y errónea mi lectura de la realidad. A las 12.30 ya somos aproximadamente 60 (sesenta) “No clientes” del banco Macro, y únicamente han sido atendidas entre 6 y 10 personas… porque sólo hay 2 cajeros en los 6 (seis) cubículos que viera al ingresar.

Ya leí un diario local. Comienzo a dialogar con las demás personas… hago notar lo que he observado respecto a las otras instalaciones de la sucursal, alguien comenta que la ex sede del club Gimnasia y Esgrima también es propiedad del Macro. Que allí van los clientes VIP (entiéndase “clientes importantes”). Expreso mi molestia ya que soy una ciudadana que quiere se respete mi tiempo y ser atendida en un tiempo prudencial… inicio los aplausos y a pedir cajeros (también cajeras) para que nos atiendan… silencio de la Institución. Cada vez más, van sumándose personas, quienes además ya hablan de las condiciones que les vienen ocurriendo reiteradamente por no ser clientes del banco. O como comentó una señora: cometió el “imperdonable” error de olvidarse la contraseña de su cuenta bancaria así es que tenía que esperar ser atendida en ese sector.

Luego de insistir con nuestra “manifestación de protesta”, alguien dijo que necesitamos a Milagro Sala. Comenté que nosotros tenemos que ser capaces de ejercer nuestros derechos sin mediadores, y que recordemos: al banco Provincia de Jujuy lo privatizó el gobierno menemista.

Allí apareció un empleado –de los que ayudan en las terminales electrónicas- para anunciarnos que iban a colocar cajeros humanos porque estaban terminando de atender a otras personas.

Seguimos esperando… y nada. Por supuesto que la fila de “No clientes” crecía… Una señora comenta que siempre pasa lo mismo, como a la una menos cuarto vienen a buscar gente de “la cola” para llevarlos a cajeros donde atienden a jubilados, porque ya terminaron de pagarles…

A las 12.50 vino un empleado con números y según vaya a saber qué criterio, algunos fuimos llevados a las cajas donde se atienden a jubilados y pensionados… pero seguimos en fila “parados”.

Y cuando me tienen que efectivizar el pago, muy amablemente me informan que el cheque tiene varias firmas, una de ellas sin registro en el sistema bancario… y como es de la sucursal Rosario (de Santa Fe) lo han escaneado y aguardan respuesta…

Sigo esperando, pese a estos tiempos de las grandes comunicaciones.

A las 13 y 30 hs, ya he preguntado dos veces por el pago… entiendo que no pueden efectivizarlo… así es que me retiro de la sucursal Macro (me llevo el cheque que ya había firmado, habiendo aclarado quién soy, número de DNI, dirección, barrio y ciudad… si bien omití mencionar que estoy en el planeta Tierra).

Por supuesto que ni se me ocurra llamar a algún medio de comunicación… recuerdo las publicidades del banco Macro en todos los canales de televisión, en diarios, en radios… sería gastar mi crédito telefónico y que no lleguen…

Paso –mirando desde la vereda- por el “apartheid del banco Macro”, constato que hay aproximadamente unas 30 (treinta) personas aun esperando ser atendidas…

Un mediodía de aprendizaje… recordando que se invierte en publicidad cuando en realidad quisiera les interese brindarme una atención esmerada (de calidad). Que hayan más cajeras y cajeros porque al contar con más personal, la atención bancaria será rápida, eficiente y con respeto por el tiempo de los que vamos a ser atendidos..

Pareciera que quiero un mundo humano… sí, es lo que quiero.

Y como considero que es mi obligación, comparto lo sucedido para que se sepa que así se ahuyentan a las y los posibles clientes.

Gracias

Susana Ocampo

DNI 12718952

3 COMENTARIOS

  1. Es raro un lugar en Jujuy en donde la atención sea buena, desde el comercio hasta los bancos. Pésima calidad en la atención. Apartheid es otra cosa señora. Y eso que Ud. es grande no?

  2. Demasiados párrafos, se podría haber contado en tres.
    Lo de esperar en bancos y otras entidades con filas… es siempre lo mismo… Existiendo tantos métodos estudiados para reducir el tiempo de espera, longitud de cola, etc… nada se aplica en el mundo real, todo es teórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here