Para Iglesia de Jujuy “hay muchas familias quebradas” y “una plaga de divorcios”

Jujuy al día ® – En una entrevista con nuestro medio el Padre Germán Macagno, se refirió al presente de las familias jujeñas y señaló que en nuestra provincia existen muchas familias quebradas, rotas, que han conformado nuevas uniones con los problemas que eso acarrea.

También señaló que Jujuy no escapa del fenómeno mundial de los divorcios, al punto de definirlo como el “pan de cada día”.

En diálogo con JUJUY AL DÍA®, el Padre Macagno expresó “la familia ante todo es el centro, el eje de una sociedad sana y lo que observamos es que hay muchas familias quebradas, rotas, nuevas uniones, familias ensambladas, y todas estas dificultades traen problemas, rencores”.

“Falla el encuentro, el diálogo, el tomarse el tiempo para estar juntos, para conversar, dialogar, proyectar, quererse, el correr nos cansa y nos falta ese sosiego, ese remanso que da la familia”.

Indicó que “hay que de decirles a las familias que cuiden la unidad familiar, el amor familiar, el diálogo en la familia, a veces por andar trabajando y corriendo de acá para allá con los problemas y el afán de tener un poco más nos olvidamos de ser más. El hombre no es tanto por lo que tiene sino por lo que es, por ahí perdemos de vista eso, hay que ser más padre, más madre, más hijo”.

JUJUY AL DÍA® consultó al Padre sobre cuáles serían esas soluciones, “quizás una de las formas sea preguntarse qué es lo que realmente necesito, porque a veces nos hacen consumir cosas que realmente no necesito, una vez una persona me dijo estoy muy feliz fui al shopping y me dijo había tantas cosas que no necesito. A veces nos llenamos de cosas, de angustias, de deseos que son falsos, no son indispensables ni necesarias. El bosque nos hace olvidar de los árboles”.

En relación a los divorcios, el Padre dijo “el balance es de lo que vemos, experimentamos, escuchamos de la gente y realmente hay como una plaga de divorcios, esto ya lo anunciaba el Concilio Vaticano II hace más de 50 años atrás, el divorcio es pan de cada día lamentablemente, yo creo que hay que activar precisamente lo que es la preparación al matrimonio y lo que es el fortalecimiento a las familias”.

Macagno también se refirió a los jóvenes y adolescentes, “tienen que tener la contención de la familia, las improvisaciones y el no cuidado por parte de los padres hace que haya muchos embarazos adolescentes, muchas vidas que vienen improvisadamente sin familia prácticamente y eso a la larga se siente”.

“Hay que fortalecer a la familia por eso es que la diócesis ha optado por trabajar fuertemente con la familia, no hay recetas pero hay toda una tarea para ir realizando”.