Obras de repavimentación en barrio Gorriti: “El municipio capitalino tiene un Plan de Obras y lo está llevando a cabo”

Jujuy al día® – Sigue en plena marcha el plan de obras de repavimentación en Barrio Gorriti. En la jornada de hoy el intendente Chuli Jorge junto al Secretario de Obras, Aldo Montiel, realizaron un recorrido por las arterias del sector. Una obra que apunta no solo a mejorar el circuito vehicular, sino también renovar las veredas deterioradas con un plan de trabajo estipulado en 10 días.

Tras el recorrido sobre calle Lisandro de la Torre y Coronel Uriondo,  el Intendente Capitalino y el Secretario de Obras Públicas, ponderaron el avance de este corredor vial, base para futuras pruebas que permitirán solucionar el nudo de salida vehicular sobre el Puente Tucumán.

En ese contexto, el Secretario de Obras Públicas, Arq. Aldo Montiel se refirió a la continuidad de las obras de repavimentación en este importante corredor vial en Barrio Gorriti “Esta obra en una más del amplio abanico que estamos llevando adelante, en particular se compone de repavimentación en  concreto asfáltico de toda la Lisandro de la Torre, desde  Pueyrredón hasta Dorrego y calle Uriondo desde Juana Manuela Gorriti y Lisandro de la Torre”.

A este frente de trabajo se le sumó reparación y reposición de cordones cuneta, por más de mil metros lineales, badenes, paños  de hormigón en alguna bocacalle, así la explicaba el secretario puntualizando la situación con calle Dorrego que había un conflicto con el transporte. Los coches  golpeaban  la cinta asfáltica, por lo que fue solucionado, agregando reparación de veredas y  rampas  para discapacitados.

Por su parte el Intendente “Chuli” Jorge brindó su apreciación con respecto a estas mejoras “el Barrio Gorriti, que en la práctica ya no está alejado del centro, sino que es una parte de más de él, integra un corazón comercial con diversas actividades, por eso los tres puentes sobre el Río Xibi Xibi, traen proximidad a una ciudad que merecía este adelanto”.

Sobre estas obras dijo que no solo es un beneficio para los vecinos del sector, sino que “para todos los habitantes que transitan por este radio de gran circulación, ya que prácticamente el cien por cien del transporte público de pasajeros, transita por estas calles”.

A su vez el Jefe de Gobierno de la Ciudad se refirió a las futuras pruebas piloto que resolverán dificultades en la transitabilidad “seguramente en algunos meses, realizaremos  pruebas para resolver nudos graves que tiene la Tacita de Plata, con la desembocadura en el acceso sur con el Puente Tucumán”.

“Para ello necesitamos tener en condiciones las avenidas de alto tránsito, como Leandro N. Alem y Lisandro de la  Torre, que en tiempo record, en cinco días, ya prácticamente está  lista para el uso, como Uriondo y otras, que permiten un vínculo directo con los nuevos puentes que tiene la ciudad”.

Estos trabajos  se enmarcan  en la colaboración de gran parte de los vecinos “no todos, pero muchos viendo que la municipalidad realizaba estos trabajos, pidieron que les arregláramos sus veredas, ellos aportaron las baldosas y la comuna las reparó, también badenes y otros aspectos que tienen que ver con la vida cotidiana de los frentistas”.

Finalmente el Mandatario Comunal se mostró entusiasta por concretar estas mejoras para los vecinos “superado el período de concreción de obras viales, seguimos trabajando en muchos sectores, como en Cuyaya y  Campo Verde, con obras de pavimento y hábitat, de modo que tenemos abierto varios frentes de obras, mejorando el aspecto de la ciudad”.

Si bien el clima ayudó para el avance de las mismas “al tratarse de asfalto, se pueden hacer en corto tiempo y programarse con antelación, solo se paran si se presentan tormentas muy fuertes, que pueden alterar el resultado del trabajo, si no se avanza en pocas horas  y el pavimento tiene la posibilidad de usarse”.

En contraposición a esta mecánica de trabajo “Chuli” Jorge explicó “en otros sectores de la ciudad, tenemos que cortar el tránsito por veinte días, como en los accesos, como la Argañaráz, que tiene justificados reclamos pero se debe hacer en hormigón que dura un promedio de cincuenta años y necesita un tiempo para su fraguado, lo que garantiza su durabilidad”.

Estas obras se encararon en este tiempo de receso escolar, o de vacaciones donde el tránsito es menor “lo importante es que el municipio capitalino tiene un plan de obras y lo está llevando a cabo en muchos frentes”.