El desafío

Jujuy al día® – Lo que ocurrió en Volcán y Tumbaya  son desastres de larga data, que mucha gente de mi época (un promedio de 80 años) pueden recordar con veracidad, el largo y difícil problema que se vivió durante décadas, con el paso de distintos Gobiernos y hasta formar comisiones como la famosa “LA VARIANTE DEL VOLCAN” .  Esta comisión tenía el objetivo de resolver el problema de las constantes y periódicas correntadas de la década del 40´ que se producían en la zona.

Recuerdo en mi niñez, épocas tristes y graves como cuando crecía la quebrada denominada TUMBAYA GRANDE, bajaba el agua violentamente, cortando caminos, arrasando viviendas y con impotencia los gobiernos veían como desaparecían junto sus viviendas, valorables vidas humanas y a la vez las pequeñas manadas de hacienda.

¿Cuál fue la solución para este problema? Puesto que los pequeños puentes de Tumbaya desaparecían, cortando no solo el camino, si no la vida ferril. La solución debió llegar de alguna manera ingeniosa pero practica y fue lograda, elevando la altura, el nivel de camino y alargando considerablemente el puente que derivaba el arroyo hasta el Rio Grande. Gracias a esta medida no volvió a crecer, según mis cálculos y memoria,  esa corriente de agua prácticamente hasta la fecha.

Respecto a Bárcena muchos ignoran el desastre mayúsculo sucedido en la década del 40´ donde creció la bajada de Volcán, enormes rocas obstruyeron el cruce del Rio Grande lo que posibilito la construcción natural de un enorme lago, que desde el actual cementerio o desembocadura de la bajada de Bárcena hasta lo que sería hoy “LA CALERA”, dejando bajo las aguas el pueblo entero de Volcán.  Tengo un recuerdo en mi niñez, al volver de un viaje de verano con mis padres, bajar del tren para cruzar en bote aquel gran lago natural, hasta llegar a la altura de lo que sería hoy “LA CALERA”, allí llegaba el ferrocarril que había quedado atrapado en el norte, recuerdo que en los techos de las viviendas estaban algunos animales que lograron salvarse de dicha inundación, aquella tragedia quedó grabada en las retinas de mis ojos.  Aquella vez el ejército logró desagotar el agua acumulada del Rio Grande haciendo estallar bombas en el cerro a la altura del puente existente del ferrocarril. Este puente fue construido por ingenieros ingleses y a la fecha continúa existiendo, sin embargo numerosos puentes de la zona fueron destruidos con las distintas crecientes denominadas Volcán y Bárcena.

Recuerdo una anécdota muy particular de aquellos años, donde los turistas que se encontraban en Tilcara, entre ellos la familia PrattGay, debieron quedarse resguardados en el pueblo durante dos meses hasta la reapertura del camino. En ese momento compartió conmigo el 7° grado el señor Gastón Pratt Gay (Tio de Alfonso Prat Gay Ex. Ministro de Hacienda de la Nación). Luego de estos hechos, el destino hizo que nos crucemos con Gastón Prat Gay en el 87’ cuando yo fui candidato a gobernador y él era embajador en la ONU, me llamó y se puso a disposición de nuestro proyecto. Finalmente cuando asumió Gerardo Morales, Gastón, aunque ya retirado, también se puso a disposición. Esto nos indica que cuando los Argentinos vivimos alguna dificultad, nos hermanamos y se crean lazos que no se rompen más, como me ocurrió con el Sr. Prat Gay.

Grandes fueron los destrozos causados con las distintas bajadas de Volcán. La creación  de una comisión permanente denominada “LA VARIANTE DEL VOLCÁN”, existiendo propuestas como el desvió de las vías, hacia la parte de los cerros contiguos o al frente de la bajada de la misma, construcción de túneles, etc. Al parecer eran obras muy difíciles y costosas, hasta que finalmente y no hace más de 20 años una idea simple y con facilidad de construcción evitó el corte permanente de rutas y vías férreas. Con la construcción de un simple puente ubicado en la parte naciente del  arroyo a no más de 10 kilómetros (Puente dela subida de Bárcena), lo que permitió que el propio arroyo en épocas de lluvia, fuese construyendo y profundizando un canal natural que permitiese la salida fácil de aludes no destruyendo más puentes, un ejemplo de una ingeniería eficiente. Lamentablemente esta vez el barro y el agua se desviaron hacia los costados del puente y esto provocó el actual desastre.

Creo firmemente que como gobierno debemos buscar la solución permanente para estos hechos y quiero reconocer el trabajo y la presencia de todos los funcionarios en la zona de desastre desde el primer día. Lo ocurrido en la Quebrada nos obliga a prevenir futuras tragedias, comprometiéndonos a ponernos a la altura del esfuerzo y el trabajo que está haciendo el gobernador Gerardo Morales.

Como gobierno asumimos ese desafío.

Por Próspero Nieva

Coordinador de Asesores de la Gobernación (Ad-Honorem).

1 COMENTARIO

  1. La definición de “Ingeniería eficiente” me parece acertada, pero le cabe a la acción frente a los hechos ya consumados, La solución de raíz efectiva considero es estabilizar los cerros desde donde se producen y alimentan los aludes, que como en los casos de este ultimo desastre, estaba “cantado” que se producirían al tener años lluviosos como este. Pero claro, ¿Que político va querer ir a inaugurar andenes de estabilización en la ladera de un cerro? Los cerros no votan.
    No estoy diciendo que se llene de andenes en los cerros de toda la quebrada pero si se debe considerar esta posibilidad en puntos críticos a los largo de la ruta nac. 9.-

Comments are closed.