Inclusión social de recuperadores como base de la política ambiental en gestión de residuos

Jujuy al día® – Se realizó una jornada de trabajo con los recuperadores informales de los basurales de la provincia, a través de la cual los equipos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y del Ministerio de Producción de Nación, y del Ministerio de Ambiente de Jujuy, pudieron evaluar junto a los principales actores cuáles fueron los avances del Plan de Inclusión Social (PISO), y compartir los desafíos para el año que viene.

Se trata de un espacio que intenta fortalecer el vínculo y la confianza con los recuperadores de los basurales a cielo abierto, establecer estrategias de trabajo grupal, en vistas a pensar posteriormente en organizaciones más complejas que les permita avanzar hacia un estado de formalidad y desarrollo.

La ministra de ambiente María Inés Zigarán, quien encabeza el equipo que lleva adelante el PISO, integrado por Valeria Macía, Sindy Abud, y Sandra Velázques, brindó detalles del trabajo realizado, explicando que “la resolución de la problemática ambiental de los residuos está asociada a la problemática social vigente en los basurales, porque hay muchas personas que recuperan residuos en condiciones de alta vulnerabilidad social. De manera que nuestro compromiso no es solo resolver el problema ambiental sino también resolver el problema social”.

En el taller de cierre de año la funcionaria destacó el rol de los recuperadores como verdadero motor de la gestión de residuos, considerando que prestan un gran servicio ambiental en los basurales a cielo abierto.

“Estamos trabajando fuertemente en materia de gestión de residuos –precisó- de hecho sancionamos este año la Ley 5.954 que para nosotros es muy importante. Y ahora que se adjudicó la segunda etapa del proyecto Chanchillos y que en un año se va a sanear y cerrar el basural de El Pongo, sentimos que tenemos que renovar el compromiso”.

En la oportunidad los referentes de GIRSU nación, del ministerio de producción e innovación de nación, y del equipo de trabajadoras sociales del ministerio de ambiente de Jujuy, se analizaron las realidades y contextos de los recuperadores, pensando en generar mejores oportunidades de desarrollo y brindando asistencia y contención, hasta tanto se cierren los basurales.

Francisco García Faure, coordinador de fortalecimiento de la dirección general de GIRSU, manifestó que “estamos trabajando con todas aquellas acciones que tienen que ver con el fortalecimiento y la inclusión de los recuperadores, con el mejoramiento de los planes de los municipios, con el tema de la comunicación”.

“Para nosotros esta reunión es un hito –agregó- porque marca que el trabajo que viene haciendo el equipo de Inclusión Social con los recuperadores está dando los frutos esperados: generar confianza, vinculo, grupos, que es la base para pensar posteriormente en la organización y con foco en un estado de formalidad”.

El funcionario nacional destacó además que “es importante la participación de los municipios porque eso habla de que hay una mirada regional, un interés, una participación y un compromiso para abordar la gestión de los residuos en todos lados”.

Por otra parte, los recuperadores Ricardo Raúl Ramos y Teresa Martínez, ambos trabajadores de El Pongo, agradecieron la convocatoria de los equipos del gobierno nacional y provincial, y la oportunidad de poder avanzar en hechos concretos para generar alternativas de inclusión y trabajo.

En este sentido Raúl expresó que “el gobierno haciendo esto nos está ayudando un montón en lo que venimos haciendo; para nosotros es lindo ver que la ministra y todos nos están ayudando, vamos a tener otra manera de trabajar, tener un galpón, trabajar bajo techo, toda la vida hemos trabajado bajo la lluvia, bajo el sol”.

Teresa, por su parte, consideró que “en el taller tratamos de tener mayor comunicación con los compañeros de trabajo; agradecemos al gobernador y a todo el equipo que nos ayuda para salir adelante y tratar de mejorar el trabajo porque es insalubre y nos perjudica si lo seguimos llevando adelante sin el equipo adecuado”.

Ambos recuperadores, que trabajan hace más de diez años en los basurales, sostuvieron que sueñan con mejorar sus condiciones de vida, de trabajo, salir adelante para poder ofrecer a sus respectivas familias mejores oportunidades.