“La insensibilidad y mala atención de un banco que lucra con los intereses de Jujuy”

Sr. Director: Hasta hoy, domingo medio día, se pudo apreciar en distintos lugares de CAJEROS AUTOMÁTICOS del Banco Macro, que la falta de entrega automática de dinero, había problemas. Anoche sábado, entre las 2100 a 2300 horas no se podía extraer, porque no había fondos en sus seis posiciones, y aparte del enojo que causaba a un GRAN NUMERO DE CLIENTES de este banco sin que nadie pudiera dar explicaciones aún por el mismo sistema.

Como ciudadano y cliente hago manifiesta esta indignación que tuve, porque, tenía necesidad de extraer dinero para comprar remedios para  recuperación de  mi estado de salud, luego de dejar el periodo de internación durante varios días. No obstante recurrir a otros cajeros, incluido el de Lamadrid e Independencia, también con la misma situación. Con mi desilusión a cuesta, debí concurrir a una farmacia para la compra de mis remedios  utilizando la “Tarjeta de Crédito” que  el mismo banco me otorga. Pero, a esta cadena de peripecias, se agrega otra, en la farmacia me dicen que para la compra me agregan  un “diez por ciento”. Y en seguida me viene la pregunta “¿quién se lleva este 10%?”. Creo que el mismo banco que me provoca dos daños;  al no darme un buen servicio de cajeros y luego el otro referido al recargo en la compra, porque claro está que, “los bancos, no deben perder, toda pérdida la debe pagar el pueblo” o los ciudadanos como yo”. Y  así fue hasta hoy. ¿Pero que, de aquella madre que necesitaba también  efectivo para comprar leche para sus hijos?. Aparte de la impotencia, algunas lágrimas. Esto es también otro atropello a la dignidad de las personas y más cuando hay niños de por medio. Me pregunto como ciudadano y jubilado, los capitalistas bancarios mayormente los que se beneficiaron con las privatizaciones y el blanqueo de sus deudas, ¿entenderán algo sobre los  DERECHOS HUMANOS???.

Estas situaciones que se vienen dando en distintos servicios, pero que éste que es fundamental para la marcha de una provincia, no puede estar como ejemplo de las más notables insensibilidades hacia sus clientes. Las instituciones bancarias que viven de los intereses económicos de esta provincia, y sobre todo a esta entidad que abarca casi un total de clientes en la provincia, no puede darse el lujo de darnos esta atención. Cuando no son los “cortes del sistema, son los paros etc,etc”.  Miren si en este fin de semana que está pasando hubieran arribado a esta ciudad contingentes turísticos importantes que en algún número hubieran requerido el servicio de los cajeros. Bonita sorpresa señores. Miren que ayuda para una provincia que necesita dar  “buena imagen, buenos servicios, distinguirse por su eficiencia, diligente etc,etc”.

Es hora de que las  instituciones intermedias, jubilados, retirados, consumidores, y porque no también el Defensor del Pueblo y/ o la Justicia que debe actuar cuando son reincidentes y perjudiciales, tomen alguna medida de oficio recomendando la no repetición de estos hechos o bien, se discuta el tema en una audiencia o auto-convocatoria,  incluido el cambio de horario que se insertó sin consulta previa,  a contramano de los horario de operatividad de la capital federal asiento central de todas las sucursales del país, salvo mejor opinión. Los jujeños, algunas vez, debemos dejar la sumisión y decir “hasta aquí nomas”.

Jorge Abraham Casiva

DNI 7.289.506