Sesionó la Asamblea Extraordinaria de bosques nativos

Jujuy al día® – A un día de concretarse la Asamblea Ordinaria del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) –última del año-, sesionó la Asamblea Extraordinaria de Bosques, a través de la cual referentes ambientales de Argentina hicieron un balance del trabajo realizado y definieron líneas estratégicas de acción nacional en materia de conservación y desarrollo sustentable de áreas boscosas.

Encabezó el encuentro la presidenta del organismo y ministra de Ambiente de Jujuy, María Inés Zigarán, acompañada por la subsecretaria de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Dolores Duverges; y el secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente de la Nación, Diego Moreno.

En la oportunidad, los presentes hicieron un reconocimiento a la recuperación del rol activo del COFEMA, la apertura al diálogo y la disposición al trabajo entre nación y provincias. En particular destacaron el liderazgo de Zigarán, con quien llevaron adelante un proceso federal y participativo a través de pronunciamientos sobre temas ambientales específicos.

“COFEMA ha tenido este año, a diferencia de lo que ocurría antes, un protagonismo en muchas discusiones ambientales a nivel nacional, y una capacidad de incidencia en los grandes temas ambientales”, evaluó Zigarán para luego decir que “hemos podido construir un rol protagónico gracias a la vocación y a la decisión de todas las provincias, expresado en las opiniones emitidas a propósito de una gran diversidad de temas”.

Ley de Bosques

En lo que se refiere a la discusión por la Ley Nacional de Bosques, N° 26.331, que fue uno de los temas centrales en la Asamblea, la funcionaria consideró que “es una de las leyes por las que todas las jurisdicciones de la Argentina bregan de manera continua, para el enriquecimiento, protección y conservación de los bosques nativos”.

Sostuvo que “todas las provincias asumieron el desafío de hacer efectiva la aplicación de la Ley de Bosques, y fortalecer la articulación con la nación, garantizando el cumplimiento de la norma, y generando espacios participativos para que podamos expresar las necesidades de cada jurisdicción”.

Luego de reconocer que fue un año intenso en materia de diálogo ambiental federal, la presidenta del organismo enfatizó que “el COFEMA ha tenido una actitud proactiva, dinámica, en el marco de la discusión del presupuesto general de la nación”.

“Los fondos que se le estaban adjudicando a la ley de bosques eran muy escuetos –agregó-, por eso nosotros hicimos una asamblea muy importante en Chaco hace unos meses, para expedirnos respecto a la necesidad de incrementar esos fondos que, de hecho, fueron duplicados prácticamente a partir del presupuesto inicialmente previsto”.

Equilibrio ambiental y productivo

“Los bosques nativos cumplen servicios ambientales muy importantes. Tenemos la responsabilidad de la conservación, pero también la responsabilidad de generar procesos de desarrollo locales asociados a esos bosques”, inició el diálogo Zigarán, a propósito de los usos de masas boscosas.

El común de los deliberantes consensuaron respecto a que la construcción de ese equilibrio entre conservación, desarrollo y producción, requiere nuevas herramientas para el cuidado pero también para garantizar que las comunidades que viven en torno a los bosques puedan ser beneficiarias de procesos de desarrollo locales, en un contexto de cambio climático particular.

Diego Moreno, por su parte, detalló que en la Asamblea Extraordinaria de Bosques los presentes se pusieron de acuerdo sobre cuáles van a ser los lineamientos estratégicos con que los fondos van a ser administrados y van a bajar al territorio a partir del año 2017.

“Tienen que ver con, por un lado, promover las actividades sustentables, en las áreas amarillas fundamentalmente; como ocurre por ejemplo con el MBGI que es un eco bosque con ganadería integrada que permite el aumento y el crecimiento de la ganadería pero desde un modelo armónico con la conservación del bosque”, manifestó y añadió que también la prevención de incendios forestales y los temas vinculados a promover el manejo forestal sustentable, y de las áreas protegidas, son puntos sensibles que requieren definiciones estratégicas para lograr una bajada más clara del financiamiento.

“Firmamos cuatro resoluciones que tienen que ver con la operatoria de la ley de bosques para el año que viene. Tienen que ver con algunas cuestiones administrativas, avanzar con la creación de un fideicomiso para administrar los fondos a nivel nacional, y con la definición de lineamientos estratégicos sobre los cuales vamos a trabajar cada vez con mayor precisión”, refirió Moreno.

Finalmente, Duverges, aclaró que en el marco de la Asamblea se concretaron varias instancias vinculadas con la gestión de los recursos forestales.

“Estuvimos trabajando en lo que sería la estrategia para el año 2017 -explicó-, pudimos avanzar en cuales eran los pasos que tenemos que seguir para una conducción más sustentable de nuestros recursos forestales”.

La funcionaria nacional abundó sobre el tema, diciendo que “entendemos que tiene que haber una planificación más integrada en lo que hace a los planes de manejo de los recursos forestales, y también en lo que hace al fortalecimiento de las capacidades del estado para llevar a cabo su rol”.

Agenda 2017

Por último, los referentes ambientales del país avanzaron sobre posibles temas de agenda para el año que viene, siempre desde una perspectiva ambiental y de aprovechamiento sustentable de los recursos.

Se analizó avanzar en la implementación de procesos de desarrollo y de productos no maderables de bosques, que además pueden generar enormes oportunidades para las comunidades.

Por otro lado, en la agenda 2017 del COFEMA también estará presente la constitución de un fideicomiso, con el objeto de que los fondos de la Ley de Bosques puedan utilizarse de mejor manera y puedan llegar a los beneficiarios de un modo más directo.

Finalmente, en ocasión de cumplirse 10 años de la sanción de la Ley de Bosques, el COFEMA va a trabajar en la elaboración de un Informe que pueda exponer todo lo que se hizo a lo largo de los años en la materia, evidenciar los procesos que se llevaron adelante, y señalar las fortalezas tanto como las debilidades, planteando siempre los desafíos que se tienen a futuro.

“Va a ser la oportunidad para saldar las deudas pendientes en materia de bosques, no solo vinculadas al financiamiento, sino también en la definición de las líneas prioritarias y estratégicas que vamos a trabajar tanto para la conservación como para el aprovechamiento sustentable de los bosques”, definió Zigarán.