Convenio marco con la fundación el Arte de Vivir

0

Jujuy al día® – El ministerio de Seguridad, Ekel Meyer suscribió un convenio de cooperación y asistencia con la Fundación Internacional “El Arte de Vivir”, con el objeto de brindar cursos de capacitación que ayuden a disminuir la violencia inter carcelaria y la mejor convivencia en ese ámbito.

Del acto de firma del convenio marco tomaron parte, el ministro de Seguridad, Ekel Meyer; el delegado para Latinoamérica de la Fundación,  Ismael Maestrini; el secretario de Seguridad, Guillermo Siri; el jefe y subjefe del Servicio Penitenciario, Víctor Morales y Diego Ruiz, respectivamente, y las voluntarias de la Fundación, Nilda Alcázar, Cristina Marco, Rosalía Alarcón e Inés Codesino.

El convenio apunta al desarrollo de actividades y estrategias conjuntas para el mejoramiento integral de la calidad de vida, tanto del alumno que cursa la carrera en el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP),  como así también del personal activo del Servicio Penitenciario y de la Policía de la Provincia de Jujuy.

Comprende la capacitación respecto a la aplicación de técnicas específicas de respiración y relajación, que facilitarán un medio de armonía en el entorno carcelario y áulico del ISSP.

Prevé el abordaje de situaciones de tensión y/o crisis frecuentes en el complejo penitenciario, en un ámbito de reflexión, propiciando un manejo seguro y sin violencia; la aplicación de técnicas idóneas para el fomento de la rehabilitación y control de adicciones.

Proponer como actividad extracurricular, el abordaje y capacitación de las técnicas antes señaladas, en el proceso de formación de los recursos humanos en el ISSP, Policía y Servicio Penitenciario.

Respecto al curso, Ismael Maestrini señaló que “se trabajará con el personal policial, penitenciario y con los internos, buscando bajar la violencia inter carcelaria y dotándolos de técnicas de relajación y respiración que ayuden a mejorar la convivencia, dentro y fuera del penal”.

Las técnicas están especialmente adaptadas para las condiciones de encierro, tanto del personal policial y penitenciario, como para los internos, con diferentes niveles de estrés, en ambas partes e incluso de las familias, concluyó.

Dejar una respuesta