Para el Intendente de San Pedro “no cabe duda de que lo que ocurrió en CASP fue un atentado”

0

bravo-conferenciaJujuy al día® – Así lo afirmó el Intendente de la Municipalidad de San Pedro, Julio Cesar Bravo, en conferencia de prensa, para explicar lo ocurrido en las instalaciones del Club Atlético San Pedro, en la madrugada de este lunes.

En primer lugar, el titular del ejecutivo sampedreño, expresó que junto a su equipo de Gobierno lamenta profundamente lo ocurrido durante el baile que se llevó a cabo en el Club Atlético San Pedro (CASP). Agradeció el hecho de que esta desgracia no haya pasado a mayores y se solidarizó con las personas que resultaron lesionadas en el hecho.

Con voz segura y contundente, Julio Cesar Bravo, reafirmó con certeza que lo ocurrido el lunes por la madrugada “fue un atentado”. “No queda duda de que esto fue lo que sucedió” dijo el mandatario local, después de haber mantenido reuniones con las autoridades policiales de la UR2. También mencionó que habló con el propio Gobernador de la Provincia Gerardo Morales y el Ministro de Seguridad Ekel Meyer, con quienes coincidieron acerca de esta versión. Por lo cual, con los informes realizados al respecto y las pruebas  recogidas en el lugar, incluidas imágenes fotográficas, “no cabe duda de que lo que causó el tumulto fue una granada de gas lacrimógeno que fue arrojada en un jardín contiguo a la entrada del CASP”. En este sentido, dijo Bravo, por versiones de testigos que se encontraban en el lugar, se presume que la granada fue arrojada desde la calle hacia el interior del club.

Por estos motivos y elementos de pruebas existentes es que “hablamos con claridad de que fue un atentado, fue ex professo, no fue fruto de la casualidad. Alguien fue con la clara intencionalidad de desarmar el baile, generar caos y las consecuencias que hoy nos toca afrontar”.

En relación a la posibilidad de poder identificar a los autores materiales e intelectuales de este atentado también el Intendente Bravo junto a su equipo de asesores, se reunió con el Fiscal Blanco y posteriormente con personal policial quienes por instrucciones precisas del propio Gobernador Morales, pusieron en funcionamiento los mecanismos de investigación para tratar de determinar el esclarecimiento de este hecho y dar con los responsables del mismo.

Sobre los sucesos de ese lunes a la madrugada, Julio Bravo afirmó que la situación estaba perfectamente orquestada, desde el momento que una vez que explota la granada de gas lacrimógeno, desde afuera comienza una fuerte pedrea hacia el interior impidiendo que la gente que estaba en el baile, pudiera salir del predio. Además esta situación fue aprovechada por un grupo para ingresar y producir destrozos en las instalaciones y robos. Esta comprobado que se robaron equipos de audio de la gente que organizaba el baile, e incluso hay denuncias en la policía por el robo de dos motos.

Sabiendo que una granada de gas lacrimógeno no la tiene cualquier persona, el titular del ejecutivo, indicó que la propia policía realizará una investigación interna para determinar si hay material de este tipo que este faltando entre las herramientas de trabajo. Tampoco, hablando de los protagonistas o el escenario que pudo generar este hecho, no se descarta la posibilidad de que pueda tratarse de una disputa entre  personas o empresarios que se dedican a la explotación de este tipo de eventos bailables.

Parecería que hay sectores en nuestra comunidad, grupos minúsculos, que pretenden hacer que en Jujuy vuelva a reinar el caos y la violencia. A pesar de ello, la gran mayoría de los jujeños, desde hace un año estamos convencidos de que queremos vivir en paz y con tranquilidad, aseguró el Intendente de San Pedro.

Esto que sucedió, afirmó Bravo, nos deja en una posición de incertidumbre, por lo cual “vamos a suspender preventivamente todas las actividades bailables en los clubes deportivos de la ciudad, hasta que esta situación pueda aclararse”.

Anticipó que se realizarán reuniones con los presidentes de los clubes para analizar la situación. También se reunirán con propietarios de boliches y la Policía de la provincia para tomar las decisiones pertinentes. Primero vamos a esperar los resultados de las investigaciones que viene haciendo la fiscalía, de manera que tomemos las decisiones pertinentes que puedan garantizar para los sampedreños, la paz y la tranquilidad de que estos hechos no van a volver a ocurrir.

Finalmente, el mandatario sampedreño, pidió a los intendentes de las localidades vecinas, como La Esperanza y La Mendieta, que acompañen la medida de manera que los bailes no se realicen en esos lugares.

Dejar una respuesta