Jujuy: “un medidor comunitario podía tener capacidad para 20 hasta 25 familias y se nos dieron casos que abastecían más de 200”

Jujuy al día ® – En una entrevista con nuestro medio, el presidente del directorio de la SUSEPU; Héctor Simone, se refirió a la cantidad de usuarios que “roban” o están “colgados” al servicio de energía eléctrica, y expresó que los medidores comunitarios son un gran problema, sobre todo de riesgo, y que están en planes para solucionarlo.

simone-susepuEn declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Héctor Simone, titular de la Superintendencia de Servicios Públicos y Otros Servicios (SUSEPU), se refirió a este tema diciendo que “nosotros tenemos dos tipos de pérdidas: la pérdida de energía, que es por pérdida de red o falta de eficiencia de algunos transformadores, y después tenemos una pérdida por robo que calculamos que no es tan alta, pero tiene su incidencia”.

Indicó que esta pérdida por “robo” “puede rondar el 1% del total de usuarios de la provincia”.

“El caso de energía si bien hay un porcentaje mucho menor en pérdida es más fácil de controlar y si se cobra. Lo máximo que puede ocurrir y que está ocurriendo en barrios de la Túpac y otros asentamientos, es que en períodos anteriores se ponía un medidor comunitario porque la familia no tenían los papeles en orden para pedir su propio medidor y porque en el barrio no se hacían las redes internas de baja tensión, esto se está subsanando”.

Sostuvo que “un medidor comunitario podía tener capacidad para 20 hasta 25 familias y se nos dieron casos como en Humahuaca que abastecían más de 200 familias, entonces eso produce un alto riesgo porque después se cuelgan de ahí un montón de gente y sobre todo genera una alta elevación de la potencia que no está prevista en la red entonces puede reventar la red”.

Simone además señaló otro conflicto por estos medidores comunitarios “además hay problemas internos, de cuánto paga cada uno, porque lo reparten entre todos los que están conectados formalmente, entonces son 50 personas consumen tanta plata, lo dividen y ya está. Eso no es justo porque de pronto una familia tiene un aire acondicionado y la otra tiene cuatro focos nada más y están pagando lo mismo”.

Para solucionar este problema, el titular de la SUSEPU dijo “nos hemos propuesto en esta negociación resolver todos los problemas de medidores comunitarios y de familias que no tienen su propia conexión, para eso también estamos trabajando con Tierra y Vivienda porque necesitamos tener la parte nominal que permita que EJE SA le haga la bajada y la conexión del medidor a cada una de las familias”.

“Lo vamos a trabajar en término calculo que de un año a año y medio, y es por lo menos mi expectativa y del gobierno que no haya ni medidores comunitarios ni familias colgadas del sistema que es muy peligroso”.

En última instancia, Héctor Simone habló de la peligrosidad que todo esto conlleva, “la única manera que hemos encontrado de intervenir en los lugares que están conectados es ésa manera y cortarles llegado el caso es a través de la Ley de Seguridad y de Riesgo, porque la ley de Abastecimiento no nos permitía cortar un servicio que ya estaba puesto. Por una cuestión de seguridad hemos logrado avanzar mucho y vamos a avanzar mucho más, ya que en definitiva es una solución para el usuario porque tiene seguridad en la red, tiene tranquilidad que no se va a cortar porque no está sobrecargado un medidor, y además va a pagar lo que consumió el mismo y nadie más. Además si logra tarifa social, porque es una situación crítica, va a pagar 50 o 60 pesos de energía y va a tener una luz segura, sin problemas y un servicio de calidad, o sea que a las personas por lejos les conviene solucionar ese problema”.