Inauguran Centro Integral de atención de Violencia en Abra Pampa

Jujuy al día® – En coincidencia con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Gobierno de la Provincia, en coordinación con el municipio de Abra Pampa, dejó inaugurado otro  Centro de integral de Atención a Víctimas de Violencia de Género, ratificando así el compromiso del Estado de erradicar esta pandemia, bregando al mismo tiempo para que las mujeres jujeñas conozcan sus derechos y se los respeten.  Ya son cinco los que están funcionando y antes de fin de año, se sumarán otros cuatro más.

La apertura llegó tras la firma del convenio suscripto días atrás entre el gobernador Gerardo Morales, la Secretaría de Paridad de Género del ministerio de Desarrollo Humano y los cincos municipios, incluido Abra Pampa que luchan contra  esta problemática.

Ante un nutrido grupo de mujeres provenientes de los distintos parajes de la Capital de la Puna, se realizó el acto protocolar en el salón de Acción Social municipal donde estuvieron la ministra de Desarrollo Humano, Ada Galfré; la secretaria de Paridad de Género, Soledad Sapag; la directora de Atención Integral de Género, Natalia Segovia; el jefe comunal, José Luis Liquín; la responsable del Área de Paridad de Abra Pampa, Celia Calizaya; miembros del gabinete municipal y profesionales.

A poco de cumplirse un año de gestión, el Gobierno de Jujuy da una respuesta contundente al flagelo que por décadas fue ignorado. Una decisión política que tiene que ver con el tratamiento integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia en cualquiera de sus formas hacia las mujeres.

En la apertura, Galfré fundamentó que cada centro se habilita en los municipios de cabecera para que los pobladores tengan accesibilidad, tratamiento inmediato, servicio integral y acceso a la justicia.

Al igual que los espacios que están trabajando en San Salvador de Jujuy, Humahuaca, Libertador General San Martín y Palpalá; el de Abra Pampa también tendrá una abogada, un psicólogo y una trabajadora social- todos a cargo del organismo provincial-  quienes realizarán una asistencia interdisciplinaria con evaluación, diagnóstico y definición de estrategias de abordaje íntegro a las personas que atraviesan una situación de violencia.

En cuanto a la abogada, tendrá a su cargo la representación de las víctimas en un juicio sin costo alguno, por ser  Jujuy la única provincia en el país que litiga gratuitamente. “Las otras provincias contienen psicológicamente, previenen, promocionan hacen un trabajo social importante con la mujer, la familia. Pero nadie se ocupa del agresor porque el que violó la ley tiene que estar preso”, abundó.

Para la funcionaria la violencia constituye un delito y es “doble delito” cuando el Estado no brinda las herramientas que establece la Ley 26.485 para que las mujeres accedan a la justicia, presenten las denuncias y no se la desestimen; que el juicio prosiga hasta la sentencia  y sobre todo para que no haya impunidad sino el Estado se vuelve cómplice y “Jujuy toma la decisión de no ser cómplice”, acotó.

Por otra parte, aquellas mujeres que sostengan el tratamiento y estén en condiciones de iniciar su camino con un nuevo proyecto de vida habrá acompañamiento del organismo provincial, aseguró Galfré.

Para finalizar, felicitó a las abrapampeñas que se animaron a decir “no” a la violencia, alentando que sean cada vez más mujeres que den este primer paso, el cual significa que la persona comienza a “reconocerse como sujeto de derecho pero sobre todo le está enseñando a sus hijos a no ser violentos”, apuntó.

A su turno, la secretaria Sapag aclaró que inauguración no es casual ni azarosa sino que tiene que ver con todo un trabajo planificado de meses, capacitando al personal para que la comunidad tenga la misma calidad de servicio que en cualquier otro centro sin necesidad de trasladarse.

“La idea es seguir constituyendo más centros donde se requiera, trabajando en cada territorio conociendo sus inquietudes y buscando el lugar adecuado para que todas las zonas aledañas puedan concurrir”, sostuvo.

El intendente Liquín recordó que desde el momento que se hizo cargo de la comuna interpretó las necesidades de las mujeres, creando el área de Paridad de Género donde no sólo se contiene sino que se respetan sus derechos.

Como la oficina no atendía casos complejos debido a la falta de profesionales, muchas de las mujeres tenían que trasladarse hasta la localidad más próxima, Humahuaca donde está  un centro integral.  “Ahora en forma coordinada con el gobierno vamos a poder concretar nuestro trabajo completo”, acotó entusiasmado el jefe comunal, quien ponderó el apoyo recibido del Gobierno Provincial.

Durante el acto, las autoridades descubrieron una placa con el nombre del espacio, recorrieron las instalaciones y presenciaron la representación teatral “Ya no más”, a cargo del Centro de Contención Cristiano Infanto-Juvenil.