Positiva reunión del gobernador con gremio de La Esperanza

Jujuy al día® – El gobernador de la Provincia, Gerardo Morales, junto a miembros de su gabinete, recibió en el Salón Blanco a representantes del gremio del ingenio La Esperanza, con quienes abordó temas inherentes al proceso de transformación de esa planta fabril, las opciones que se ofrecen desde el estado y la posibilidad de inversiones futuras para garantizar la fuente laboral para las familias de San Pedro y La Esperanza.

En ese sentido, Raúl García Goyena, secretario de Comunicación y Gobierno Abierto, señaló que la reunión fue más que positiva en el sentido que se avanzaron en muchos temas importantes, aunque reflexionó que aún quedan algunos puntos por resolver, pero en el marco de un sano diálogo.

Indicó que es lógico que el gremio quiera que quede en la empresa la mayor cantidad de gente posible y sobre ese tema se sigue avanzando, pero por lo demás el Gobernador les explicó que éste es el mejor momento para dar una solución definitiva al tema del ingenio que se arrastra desde hace muchos años.

Argumentó esa afirmación al remarcar que los precios están un poco mejor y hay al menos cinco importantes empresas interesadas en adquirir el ingenio, las que entrarían en la licitación. Incluso podría utilizarse el método del avenimiento.

En virtud de ello, el Gobierno puso como prioridad que haya inversiones en el ingenio y no sólo para la compra, sino también, inversiones para desarrollar una planta de papel, bioetanol, alcohol o jugos concentrados, lo que seguramente generará trabajo.

Se les explicó a las empresas interesadas que deberían tener una cantidad equitativa de empleados de manera de garantizar la operatividad de la planta fabril, y de acuerdo a las inversiones proyectadas por los oferentes, pueda en corto tiempo tomar mano de obra de la región.

Hasta tanto, dijo, aquellos empleados que no queden en la empresa tendrán un trabajo asegurado, situación que se traslada también a quienes se jubilen. El Estado provincial les esta ofreciendo una serie de beneficios que garantiza que nadie se quede en la calle.

Lo que se pretende es que la venta del ingenio genere un avance importante y no provoque ningún impacto social y económico en la región. De tal suerte, afirmó, de lo que el Estado perciba por la venta, el 50% quedará en San Pedro y La Esperanza para desarrollar su producción, y el otro 50% para el mismo fin en otros puntos de la provincia.

El Gobernador les explicó claramente a las empresas oferentes, que el valor que tiene el personal de la empresa es único, por su capacidad operativa y resolutiva, es decir cuentan con una gran capacitación que las empresas que asuman el control demandarán mas temprano que tarde.

Es por ello, dijo García Goyena, “debemos seguir trabajando en ese sentido, porque es un buen momento para hacerlo; si los empresarios interesados ven una buena posición de la empresa como tal; que los trapiches están bien pero que hay que hacer inversiones y los empleados se van adaptando a esta nueva situación, el camino quedará allanado para su restructuración y desarrollo futuro, lo que seguramente generará que el ingenio que hoy cuenta con 1.300 empleados terminará con 2.400 aproximadamente”. “Seguramente ese cambio, con su nueva estructura demandará un tiempo, el que no será muy prolongado, porque nada se da de un día para otro”, estimó.

Aseguró que desde el Gobierno de la Provincia hay mucha confianza en que todo esto terminará bien. “Estamos muy satisfechos con la reunión mantenida en el marco del respeto y diálogo de las partes”, puntualizó.

Resaltó que cuando se concrete finalmente con la empresa ganadora, “nos sentaremos en una misma mesa de diálogo con los empleados, los gremios y la patronal, como garantes de un desarrollo sostenido y armónico para todos”.

Tiempo de optar

Por su parte el Ministro de Trabajo y Empleo, Jorge Cabana Fusz, indicó que la reunión entre el Gobernador y los referentes del ingenio La Esperanza marcan, como ellos mismos lo aseguraron, la buena fe con que desde el Gobierno se están llevando adelante las negociaciones para llegar a la privatización o venta del ingenio.

Se abordaron las opciones que se ofrece para que la gente pueda optar sin miedo respecto a una salida laboral y la posibilidad de acceder a un terreno, una vivienda o un cargo de planta permanente en la administración pública para que no haya un costo social ni económico que debe surgir de este reacomodamiento para el personal del ingenio.

Ellos se han comprometido en seguir con el diálogo y en apoyar esta transformación habidas cuentas de la voluntad del Gobernador de que no habrá costo social, buscando inversores que realmente aporten a la transformación. Es decir, no sólo tiene que haber una inversión para la caña, sino también para todo el complejo industrial de manera que sea verdadero generador de mano de obra genuina.

Señaló que es cierto que existe una fecha tope para elegir las opciones y por ello seguiremos informando a la familia de La Esperanza y San Pedro sobre esas alternativas, concluyó.