La educación como generadora de prácticas sustentables

Jujuy al día® – En el marco de la aplicación de la iniciativa Agenda 21 Local, un proyecto de educación ambiental encarado por el Ministerio de Ambiente, se concretaron las primeras charlas introductorias en las aulas de algunas escuelas de Perico que fueron seleccionadas para reflexionar en torno a problemáticas ambientales concretas.

A partir de la firma de un convenio que la ministra María Inés Zigarán rubricó con autoridades del municipio de Perico, se avanzó sobre una serie de charlas con los docentes de las Escuelas 405, 214, 449, 460, y Técnica N° 1. El propósito es trabajar con los educadores en la primera etapa diagnóstico del proyecto Agenda 21, para conocer el grado de interés, conocimiento y preocupación de los alumnos, sobre las problemáticas ambientales locales.

Según la directora de Herramientas de Gestión para la Política Ambiental, Iris Civardi, quien destacó el liderazgo de la Ministra de Ambiente en este proyecto, dijo que “Agenda 21 es un verdadero desafío en vistas a lograr el cambio cultural que proponemos dentro de la política ambiental y los avances que se inscriben en la iniciativa Jujuy Verde”.

La funcionaria explicó además que son cuatro los indicadores sobre los cuales proponen trabajar desde la cartera ambiental: Biodiversidad, Eficiencia Energética y Cambio Climático, Recursos Naturales: Agua, y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.

Sobre este último punto, Civardi hizo especial hincapié, al decir que “la gestión integral de residuos sólidos urbanos es uno de los mayores desafíos que asumimos en la actualidad, con la sanción de la Ley 5.954, Ley GIRSU, y la adhesión de los municipios, con los avances en la primera etapa del Centro Ambiental Jujuy, con la incorporación de recuperadores en el contexto de un Plan de Inclusión Social, entre otras acciones”.

Por su parte, el director de Educación y Comunicación Ambiental, Nicolás Herrera, destacó el rol de los docentes, al decir que “son el verdadero motor de una transformación que busca modificar prácticas de consumo, y generar hábitos de vida sustentables, pensando en la urgente necesidad de que podamos vivir en una provincia ambientalmente saludable”.

Tras ponderar el trabajo en equipo junto con los técnicos de ambiente, señaló que en lo que queda del año van a trabajar sobre la etapa diagnóstico con la participación de los docentes.

“Para el año que viene vamos a poder profundizar la reflexión y reforzar las acciones concretas que llevamos adelante desde el ministerio de ambiente, a través de un proceso de enseñanza-aprendizaje destinado a la formación de generaciones de ciudadanos respetuosos del ambiente”, concluyó.