Caso Romina Aramayo: familiares sostienen que hubo policías involucrados en el crimen y pedirán el alejamiento del Fiscal de la causa

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Juan Aramayo, padre de la joven ledesmense Romina Magali Aramayo, quien fue encontrada brutalmente asesinada en cercanías al dique Los Molinos el 10 de abril de 2014, anunció que a fin de mes realizarán una marcha para pedir el alejamiento de la causa del Fiscal Carlos Farfán. Además afirmó que hubo efectivos policiales involucrados en el cruento homicidio de su hija.

Victor Aramayo. Foto: Edgardo Valera
Victor Aramayo. Foto: Edgardo Valera

En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Juan Aramayo comentó “vamos a realizar una marcha, que ya estaría confirmada para el día 23, frente a la Fiscalía N°3. La consigna será pedir la renuncia y apartamiento de la causa al señor Carlos Farfán debido a las continuas irregularidades, y por supuesto que sean investigados estos policías que se siguen desempeñando en altos cargos actualmente”.

“A raíz de las continuas irregularidades en su trabajo, decidimos denunciar al fiscal Farfán a través de nuestra abogada, pero la denuncia fue llevada al Tribunal y este está demorando para dar su veredicto, algo que para nosotros es muy sospechoso porque creemos que estarían protegiendo a Carlos Farfán”.

Acerca de la causa, Aramayo comentó “en la causa no hay nada más, no avanza nada, a pesar de los múltiples comentarios, indicios que hay acerca de que miembros de la fuerza de seguridad estarían involucrados, más aun con noticias que estarían confirmando que hay efectivos de la policía involucrados en el caso”.

“Su cuerpo avisaba, porque cuando le hicieron la autopsia determinaron que fueron golpes de policías, golpes con palos. Recibimos varios llamados anónimos dónde nos dijeron que ‘en el crimen de tu hija hay policías involucrados’, de ahí empiezan todas las dudas y sospechas sobre la fuerza policial. Además hay afirmaciones de este muchacho que está en la cárcel a quien le taparon la boca”.

Agregó que habría “otro muchacho que también pertenece a la fuerza, a la Brigada, dónde habría manifestado cómo se manejaban, quienes escondían las pruebas, cómo se manejaban en los recintos donde se encerraban y nombró a Matuk, a Roberto Paniagua, a Zerpa, a Gabriel Zapana y Carlos Rosas quienes serían los encargados de encajonar las pruebas”.

También mencionó que “siempre le planteamos al fiscal de los policías que frecuentaban el lugar, quién era el jefe, quiénes más frecuentaban, ya que a ese lugar lo frecuentaban políticos, altos funcionarios, hijos del poder, y los policías que hacían la guardia y hasta el mismo jefe de policía de la provincia de ese entonces conocía al dueño, sabía cómo era el carácter de este hombre, como era la fisonomía, y como manejaba a su gente, en este caso a los policías”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.