Bases para la transformación de San Pedro, La Esperanza y Arrayanal

Jujuy al día® – A través del compromiso rubricado con jefes comunales, el Gobierno de la Provincia patentiza su decisión política e institucional de avanzar en la recuperación productiva, industrial  y social de San Pedro, La Esperanza y Arrayanal, propiciando a tal efecto la estabilidad de la economía regional y el consecuente desarrollo general de sus habitantes.

En pos de este objetivo central trazado por el gobernador Gerardo Morales, el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción enfoca gestiones en la generación de capacidades regionales para el fortalecimiento de la industria y de esta manera contribuir a la creación y evolución de parques industriales.

La determinación del Estado, además se fortalece a través de Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos, Tierra y Vivienda, empeñado en implementar programas de planificación y ejecución de obra pública, prestación, conservación y fiscalización de prestaciones elementales, como así también la instrumentación de políticas integrales de tierra, vivienda y urbanización.

La hoja de ruta muestra etapas definidas por la conservación y generación de puestos de trabajo; desarrollo de economías locales; el fomento de la industria; la recuperación productiva; el aprovechamiento integral y eficiente de las riquezas del Departamento San Pedro; la construcción de condiciones para la radicación de nuevas PyMEs; la creación del parque industrial y de servicios de Arrayanal y el fomento del agregado de valor en la producción primaria.

Asimismo, se proyecta la creación del barrio La Esperanza, a partir de la urbanización de 14 hectáreas dispuestas para la asignación de terrenos a trabajadores del ingenio y posterior construcción mediante el plan Mejor Vivir; la creación y el crecimiento de actuales y nuevas industrias, mediante la formulación de proyectos y articulación con líneas de financiamiento; la ejecución de proyectos relacionados a la actividad sucro alcoholera de cogeneración de energía, biomasa, forestal, papelera, agrícola y citrícola; la capacitación para emprendimientos privados a través de la Escuela de Desarrollo Económico y Producción y sentar las bases para el futuro Centro Maderero en la región, previsto para el aprovechamiento integral de la madera.