Muerte en la fiesta: se reparten responsabilidades en una muerte que podría haberse evitado

Jujuy al día® – Muchas incógnitas se han planteado tras la muerte de Emilce Pérez, desde los pormenores de su deceso hasta las responsabilidades de los distintos actores en este lamentable desenlace. La principal incógnita, o certeza para muchos, es si la muerte de la menor pudo haberse evitado.

Otra duda es: ¿sobre quién pesa la responsabilidad penal, o la civil, la contravencional y hasta la social, o parental, tras esta muerte?

Respecto a la investigación penal, por la muerte de la adolescente, la causa estuvo caratulada –hasta ayer- como “actuaciones informativas para establecer causales de deceso”, las cuales ya se obtuvieron, que fue “bronco aspiración” por exceso en el consumo, en este caso, de alcohol.

Esto quiere decir que al menor se ahogó, por lo que cabría responsabilidad penal en el caso de una muerte así. Esto lo decidirá el Fiscal.

Además se han solicitado exámenes toxicológicos para establecer la presencia de alguna otra sustancia en el organismo de la fallecida.

Esta muerte, provocó ayer la renuncia de un funcionario. Se trata de José Crespo, ex Director de Actividad Física, Salud y Bienestar, de la Secretaria de Deportes y Recreación del ministerio de Desarrollo Humano.

Crespo fue quien alquiló la vivienda para la realización de la fiesta de cumpleaños de su hija.

Destacamos este hecho, ya que podría recaer sobre quienes hayan firmado, de existir, este contrato de alquiler, tanto locador como locatario, la responsabilidad civil por la muerte de la menor.

En lo contravencional, ¿existe responsabilidad?

Ya el Juez Contravencional aclaró a nuestro medio que el Juzgado como tal no debía tener intervención, ya que el primer órgano en esta materia que debe intervenir es la policía, que debe comunicar al Departamento Contravencional de los supuestos delitos.

El juez indicó que el departamento tomó intervención alrededor de las 8 de la mañana del sábado, es decir luego de la muerte de la adolescente.

¿Dónde recaería la responsabilidad? Según un vecino, Pablo Bustamante, realizó varios llamados al 911 por los disturbios y los ruidos durante el desarrollo de la fiesta.

En una oportunidad, antes de las 8 horas, fueron al lugar efectivos policiales de la Comisaria Seccional 54 de Yala, quienes luego se retiraron del lugar, y según el vecino, con promesas de volver.

Según el procedimiento, los uniformados deberían haber comunicado de la fiesta, especialmente si había menores involucrados, ya sea al Departamento Contravencional o al Juzgado de Menores para que algunos de los organismo determinaran que pasos seguir, inclusive terminar con la fiesta. Pero esta comunicación no habría existido hasta las 8 de la mañana, lo que pondría en duda el accionar procedimental de los policías que acudieron.

Por último y no menos importante, ya lo manifestó el Fisca Araya: “una fiesta privada con 120  adolescentes creo que hay que contralar y mandar un mensaje a los padres porque acá nadie se puede hacer el distraído, la responsabilidad en cierta parte es del Estado, pero también familiarmente hay que hacer un control a ver qué hace un menor de 15 y 16 años en una fiesta así”.

Entendemos que poco queda por decir al respecto, salvo preguntar si las familias de cada menor sabían que se encontraban en una fiesta donde la mayoría, según testigos, estaban totalmente alcoholizados.

Estas preguntas quedarán en la opinión pública, pero lo único cierto, y que debe servir a toda la sociedad jujeña para que algo así no se repita, es que este sábado murió una menor de edad, una adolecente que estaba a punto de terminar sus estudios secundarias y disfrutar de la Cena Blanca; murió una niña en una situación que por simple lógica era totalmente evitable.

1 COMENTARIO

  1. Pensar que en esta fiesta estaban alumnas del colegio del huerto , no les enseñan que el alcohol a esa edad provoca lesiones y reaaciones que van a contramano de la salud , en realidad una verguenza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.