Sebastián Borensztein: “sin género, no hay cine”

Jujuy al día® – La plaza Ricardo Vilca fue el escenario de una charla magistral que pivoteó desde  la trayectoria de Sebastián Borensztein director de cine, guionista y reconocido hijo de Tato Bores; hasta el mercado del cine, los públicos, la relación con los críticos y “cuentos chinos” del cine argentino.

La charla que tuvo como moderador al productor artístico del Festival de Cine de las Alturas, Daniel Desaloms, se llevó la atención por más de una hora de todo el público presente. Expectantes al análisis de la realidad del cine, el mercado y el avance del cine argentino, que hoy ha permitido conocer a tantas revelaciones del séptimo arte.

Su trabajo como director lo llevó a una conclusión que no dejó pasar durante su charla con el público y un consejo fundamental para todos los que desean hacer carrera en la profesión “no hay que mover un dedo hasta que no hay un guión”.

“Sin un guión sólido, no vas a tener una película sólida nunca, jamás. Podes tener una película linda fotográficamente pero todo empieza con un buen guión. Y yo creo que acá en general, se olvidaron de eso”, enfatizó Borensztein.

Aunque el avance del cine argentino, ha sido significativo en estos últimos tiempos hay una concepción que recuerda la famosa frase “Yo cine argentino no veo” y que catapultó la apreciación de los argentinos en cuanto a la producción nacional, pero eso hoy está cambiando.

“Yo creo que eso se está revirtiendo poco a poco porque vemos que estamos intentando hacer algo, que es hacer más cine de género. Y dejar de contar las historias personales como si fuera Fellini, porque Fellini hay uno solo”.

En el panorama de producción nacional, Borensztein explicó que hoy se están viendo más comedias, se estrenan thrillers argentinos y producciones que pretenden transitar el género argentino saliendo de lo puramente “independiente”.

“Lo independiente, es independiente porque existe algo de lo que se quiere independizar sino existe no sé de qué estamos hablando, entonces hay que crear más del mainstream, cine de género, cine industrial y después independicémonos. Acá empezamos al revés”.

En defensa o simple adaptación de un mercado que existe y debe subsistir con todas las variantes del cine, polemizó afirmando que “nadie fabrica una cámara de medio millón de dólares para que tres estudiantes de cine salgan a divertirse. Hay una cosa q es muy seria y no está mal plantearse que exista el cine comercial y haya gente que quiera ganar dinero haciendo películas”.

“Las fabrican porque Spielberg hace filma películas que recaudan medio millón de dólares y en ese derrame a vos te toca una cámara de ultimísima generación para que salgas a filmar lo que sientas filmar, y me parece fantástico que lo hagas. Pero no es una cosa o la otra. El cine no es una sola cosa el cine es muchas cosas”, finalizó.