Estudiante jujeña salva a una bebé abandonada en Córdoba

0

Jujuy al día® – La joven estudia medicina y es de La Quiaca, Jujuy. Se convirtió en héroe al rescatar a la recién nacida en una noche de lluvia.

Faltaban pocos minutos para el día de la madre y un hecho doloroso puso en alerta a todo Córdoba. Una beba recién nacida, aún con el cordón umbilical, había sido abandonada debajo de un árbol en calle Buenos Aires al 700, en Nueva Córdoba.

Pero la beba tenía un ángel de la guarda rondando cerca de ella. Es Anahí, una estudiante de medicina oriunda de Jujuy que justo pasaba por el lugar y se alertó por el llanto de la pequeña.

“Yo había pasado por ese lugar minutos antes y no había nada. Pero cuando volví escuché el llanto de un bebé, miré para todos lados y la vi a ella desnudita, bajo la lluvia”, contó la joven al diario La Voz.

“Miré para todos lados y no vi a nadie. Tampoco estaba el policía que suele estar en esa esquina, entonces decidí subirla a mi departamento para darle abrigo. Tenía el cordón umbilical atado con un hilo y un poco de tierra en el cuerpo”, agregó.

La muchacha envolvió con su abrigo a la recién nacida y la llevó hasta su departamento para secarla, ya que estaba desnuda y totalmente empapada por la lluvia. Aguardó a que su hermano llegara a casa para llamar a la policía.

“Apenas llegó él, a la madrugada, llamamos a la Policía. Ellos vinieron de inmediato y llamaron al 107 que le dio asistencia en el lugar. Dijeron que estaba bien”, describió Anahí.

José López, delegado del 107 contó a Cadena 3: “El 107 acudió y encontró a una mujer joven, que dijo que no era la madre. Y a la beba todavía con el cordón umbilical, con buenos signos vitales, sucia y con signos de hipotermia”.

La pequeña fue trasladada a la Maternidad Provincial, mientras que la joven fue llevada por la Policía para la declaración sobre lo sucedido. “Cuando salí de dar la declaración me cayó la ficha de lo que había sucedido. Ahora estoy más calmada, pero que todo esto ocurra en el Día de la Madre fue muy fuerte”, concluyó la joven.

Dejar una respuesta