Inclusión laboral y social de personas con discapacidad: “la verdad no se está dando la inclusión como corresponde”

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Facundo Mota, integrante de la Asociación Jujeña de Ciegos y Ambliopes “Héctor Nessier”, se refirió a las diversas problemáticas que padece en la vida cotidiana una persona no vidente, desde las serias complicaciones, antiguas y nuevas, para desplazarse, hasta la falta de inclusión laboral. Además comentó la dificultad que existe a nivel nacional para que una persona ciega pueda acceder a su perro lazarillo.

mota-2En declaraciones al diario JUJUY AL DÍA®, Facundo Mota expresó “es muy difícil caminar por Jujuy, muy difícil. Sin ir más lejos, en esta nueva obra del Casco Histórico en las esquinas es un peligro  porque no tenemos una señalización de donde termina la vereda y comienza la calle, están al mismo nivel, no te das cuenta y de golpe tenes un auto adelante y otro atrás mientras vas caminando por la calle porque no hay una señalización, eso es algo nuevo”.

“Ni hablar de lo antiguo, las cosas que ya teníamos, las que están arraigadas en los barrios donde no tenemos vereda ni cordón cuneta ni nada. En el centro y las zonas aledañas está lleno de carteles, toldos, motos, miles de obstáculos. Por eso le pedimos a la sociedad que piense ante de poner un cartel en la vereda porque quizás colgándolo en la pared va a cumplir la misma función de publicitar y no nos va a causar una frustración”.

Respecto a si se sienten incluidos manifestó “la verdad que por el lado del Estado estamos complicados, esperamos más porque no se está dando la inclusión como corresponde, como merecemos o tenemos el derecho. Por ahí se dio que hay una dirección u organismo que trabaja para y por las  personas con discapacidad visual y solamente se va en nombre, no  hay una persona con discapacidad que esté trabajando por nosotros, además solo hace la parte teórica porque la práctica falta mucho”.

Además Mota mencionó que en el ámbito laboral “la situación está complicada, realmente es una materia pendiente y muy lejana a que se cumpla. Yo estoy inserto y somos muy pocos los que están así. Esto hay que trabajarlo porque las leyes están, por más que sean prehistóricas las leyes en nuestra provincia, la ley provincial de discapacidad, la 4398/88, marca el cupo de discapacitados que tienen que estar trabajando y no se cumple”.

“Por ahí se ve a algún discapacitado y en algunos casos están para la foto, para decir ‘que buenos que somos’ por tener a un discapacitado trabajando, pero no desarrolla sus actividades como debe ser”.

Por otra parte, Facundo Mota se refirió a la dificultad para que una persona con discapacidad pueda acceder a un perro lazarillo y a las problemáticas que significaría tenerlo en nuestra sociedad. Explicó que “una Fundación de Estados Unidos es la que los entregaba, teníamos que tener una serie de requisitos, entre ellos un cierto ingreso para poder mantener el perro y la Fundación lo dona a los usuarios, solo las personas que van a tener el perro deben consignar los gastos de traslado”.

“Pero pasó algo: cada país debe aportar una cierta cantidad de dinero a la fundación y hace tres años Argentina dejó de hacerlo, y ya no otorga perros a nuestros país”.

Agregó “pero tener un perro es afrontar una pelea más por los derechos. Tuve la posibilidad de organizar un evento con persona ciegas a nivel nacional y vinieron personas con perros y fue una pelea en los accesos públicos, en el shopping, en los lugares donde no te dejan ingresar por desconocimiento”.

“Para tener un perro lazarillo debes tener poder adquisitivo, y si analizamos todo, si no tenes trabajo no lo podes mantener, y si tenes la suerte de tener uno las leyes de accesibilidad no se cumplen. Hay que trabajar profundamente esto”.