Adicciones, suicidios y falta de trabajo: problemáticas que también sufren las comunidades originarias de Jujuy

Jujuy al día® – El crecimiento de las adicciones, especialmente al alcohol, el aumento de casos de suicidios, y la dificultad para hallar trabajo, son los principales problemas en nuestra provincia, y a su vez muy relacionados entre sí. Estos flagelos se acentúan más en las grandes urbes. Pero, qué pasa en las zonas más alejadas, dentro de las comunidades originarias.

Por ello JUJUY AL DÍA® dialogó con los representantes de tres comunidades, quienes aseguraron que no están exentos de estos problemas, que ven como grave el excesivo consumo de alcohol, aunque descartaron el uso de otras drogas. El suicidio también forma parte de su realidad, aunque a menor escala que, por ejemplo nuestra capital, y sostuvieron que la falta de trabajo es factor común en la zona, y la misma produce el desarraigo de los jóvenes en busca de oportunidades.

Nuestro medio entrevistó a Héctor Castillo, representante de la Comunidad Mayra; Néstor Jerez, de la Comunidad de Ocloyas; y Ariel prieto, Comunidad Aborigen de Santo Domingo, de Rinconadas, quienes se expresaron sobre estos tres puntos cada uno.

castillo-1Héctor Castillo manifestó “estos son problemas que no son tan solo de la gran ciudad si no de todas partes, y en las comunidades el tema gravísimo es el consumo de alcohol, está a la orden del día en todos lados”.

“El tema de la droga no, eso aún no, lo que si se da mucho que hermanos que se van gran ciudad, a Buenos Aires y vuelven con estas cosas, son los que lo traen  pero en realidad en las comunidades indígenas más alejadas no llegan esas cosas”.

Reflexionó diciendo que “todo esto lo hemos analizado, hemos visto con muchos hermanos que tiene que ver con problemas familiares, el que se dedica a una de estas cosas es porque no tiene contención familiar o no hay participación ni diálogo y eso pasa en la ciudad”.

“Nosotros desde la visión indígena hablamos de los círculos de diálogo y reflexión y uno de los que nunca queremos perder es el circulo de la mesa, cuando comen acá lo hacen todos juntos en la mesa pero sin darse cuenta se ha metido el televisor y resulta ser uno más, y están comiendo y mirando la tele. Nosotros tenemos bien entendido que es el último espacio que no debemos  perder porque allí se dialoga, nos miramos cara a cara”.

Acerca de la falta de trabajo, indicó “no es problema de trabajo si no del Estado que no reconoce el trabajo que tiene el pueblo indígena. En las comunidades las mayoría de las familias se autosostienen, y sería bueno que el Estado apoye esto, porque si no muchos jóvenes se van, y  viene a la ciudad en busca de otro trabajo y terminan  viviendo en los márgenes de los ríos, en las periferias de la ciudad porque acá no hay trabajo, ese es el tema”.

jerez Por su parte, el referente de la comunidad Ocloyas, Néstor Jerez expresó que estos flagelos “todos llegan a los diferentes territorios. La situación de nuestros jóvenes es la vulneración  y las diferentes adicciones. Pero eso tiene que ver con una política de gobierno que debe implementarse para que realmente se generen condiciones de desarrollo en los territorios para que nuestros niños y jóvenes tengan posibilidades de desarrollo y de garantizar nuestro buen vivir en armonía y equilibrio con nuestra madre tierra”.

Indicó que el alcoholismo “está en nuestra realidad, pero no está aislado, el alcoholismos y la drogadicción no vienen solos, tiene que ver con un conjunto de políticas que deben aplicarse desde los diferentes organismos que hoy no están llegando”.

prietoEl integrante de la comunidad aborigen de Santo Domingo de Rinconadas, Ariel Prieto manifestó “en cuanto a la drogadicción no tanto, no se ve, pero en cuanto a los suicidios, las comunidades son chicas se conocen todos, no es un efecto grande como en las ciudades, no se ve tanto, aunque no estamos exentos”.

Respecto al alcoholismo, mencionó “tenemos una cultura que consume mucho alcohol y eso no lo podemos negar. Generalmente los chicos comienzan a beber 13 o 15 años y es una cuestión cultural, se ve esta problemática pero no en exceso”.

Sobre la falta de empleo, Prieto mencionó “creo que es así en todas partes, no solo donde vivimos, la falta de trabajo es un tema que nos preocupa”.

“Cuando no se tiene trabajo se busca un camino distinto y los jóvenes se van, por eso necesitamos políticas de Estado”, concluyó.