Donar sangre, un buen hábito saludable

Jujuy al día® – Nueve de cada diez argentinos, alguna vez en su vida, van a necesitar de una donación de sangre. Por este motivo, “el Centro Regional de Hemoterapia de Jujuy trabaja todos los días recorriendo cada rincón de la provincia para tener buenos índices de donaciones” indicó el Ministro de Salud, Mario Fiad, e instó a la población jujeña a sumarse a la acción tan solidaria y generosa de donar.

En la provincia de Jujuy, la donación de sangre es un tema de vital importancia en el sub-sector público del sistema de salud. A la fecha, se lleva a cabo un trabajo que tiene como principal protagonista al “donante de sangre”, que se lleva a cabo por parte del Centro Regional de Hemoterapia (CRH), perteneciente al Programa de Sangre Segura del Ministerio de Salud de Jujuy y que tiene su sede principal en las instalaciones del Hospital “Pablo Soria”.

El CRH es una extensa red de servicios transfusionales que se extienden por toda la provincia de Jujuy, con el objetivo de proveer de forma permanente de todos los componentes sanguíneos (glóbulos blancos y rojos, plaquetas y plasma) que los usuarios bajo tratamientos u otra situación pueden estar necesitando.

En este sentido, el Ministro fundamentó que “para poder mantener durante todo el año un buen stock de componentes, se necesita de donantes que lo hagan de forma habitual y altruista pero llegar a esto, no es una tarea fácil”. “En la actualidad, -continuó Fiad- Jujuy tiene una de las tasas más altas de donantes voluntarios del país gracias a las estrategias implementadas por el equipo de profesionales y técnicos.”

Los equipos del CRH se conforman de médicos, bioquímicos, educadores para la salud, técnicos en hemoterapia y promotores de donación, que en su gran mayoría ya cuentan con la Diplomatura en Medicina Transfusional.

Su principal estrategia es salir a las calles, visitar instituciones y articular con otros equipos de salud a fin de acercar a los habitantes de toda la provincia, a la donación de sangre. Instalan una carpa o un espacio asignado por las instituciones o empresas amigas de la donación y llevan a cabo colectas de sangre con una gran aceptación por parte de las comunidades. Su itinerario incluye todas las regiones, como Susques, La Quiaca, Ledesma, entre otras.

Otras de las propuestas planteadas y que se concretan con gran éxito, son dos concursos de carácter provincial que tienen por objetivo la incorporación del mensaje de la hemodonación a niños y niñas de escuelas primarias y de nivel inicial. A estos, se los conoce como “Trofeo de la Vida” y “Garabatos de Vida”.

Dentro de las empresas e instituciones amigas de la donación, existen las que además de brindar su colaboración en campañas, también solicitan capacitaciones o talleres con el equipo de donación para estar correctamente informados y desmitificar mucha información que circula y que no favorece al trabajo del CRH.

Otras actividades que realizan de forma habitual son los clubes de donantes, como el de personas con factor RH- o clubes de residentes en un mismo barrio o localidad, a los cuales se los convoca ante alguna situación especial de sus miembros o ante una necesidad de componentes sanguíneos específicos.

“Quiero poner en relieve públicamente la extraordinaria labor profesional, social y humanitaria que realiza todo el equipo del CRH de nuestra provincia, y expresar mi reconocimiento por el esfuerzo que vuelcan día a día para realizar las colectas de sangre”, destacó el doctor Fiad.

Proceso de donación de sangre

El procedimiento para donar sangre no requiere de mucho tiempo, es simple y de forma muy amena. En primera instancia, se dialoga con un médico que pregunta sobre antecedentes médicos, estado actual de salud y toma de presión arterial, luego se realiza la extracción. En la misma se extrae 450 cc. de sangre, cantidad que en cuestión de horas y con una buena hidratación, el cuerpo los recupera.

Esta donación, junto a todas las que se realizan en una campaña, van a los laboratorios del CRH donde son analizados –para descartar cualquier enfermedad que se transmita por sangre, como brucelosis, hepatitis, HTLV, Chagas, VIH y Sífilis-, luego se separan los componentes sanguíneos y se los almacena y distribuye según la demanda de los hospitales con servicio transfusional.