Atención en la Ciudad Cultural a víctimas de violencia de género

Jujuy al día® – Durante los desfiles de carrozas en Ciudad Cultural, el Gobierno de Jujuy dispuso distintos servicios a la comunidad. Uno de ellos es la atención y contención a personas que sufren algún tipo de violencia en su hogar con personal capacitado para responder las consultas.

El objetivo principal en la Fiesta Nacional de los Estudiantes del Centro de Atención a Víctimas de Violencia Familiar N° 1 de la Policía de Jujuy, es brindar información y un asesoramiento inicial.

Existe un promedio de siete denuncias por día, y en lo que va del año se realizaron  aproximadamente unas 600 denuncias en Alto Comedero. Vale señalar que desde su creación en el barrio Alto Comedero no se produjeron femicidios.

En Jujuy hay dos unidades especializadas que fueron creadas hace tres años, el Centro N° 1 de la Unidad Regional N° 7 que asiste a personas de Alto Comedero y Palpalá, y el Centro N° 2 ubicado en Ciudad de Nieva que atiende a los barrios de toda la Capital.

Nancy Guzmán, subcomisario  y jefa del Centro N° 1, consideró que “gracias a la buena óptica del gobierno actual se hizo una articulación entre el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Desarrollo Humano para que dentro de lo que es la perspectiva de género se trabaje con distintas unidades regionales, para esto desde el Gobierno se promovió la creación de una Comisión de Igualdad y Equidad de Género dentro de las fuerzas de seguridad”.

En el caso particular de las consultas recibidas en el stand, Guzmán comentó que la principal es si el agresor o la persona que ejerce la conducta agresiva puede llegar a cambiar.

Guzmán apuntó a la falta de información y al descreimiento por parte de las víctimas a la aplicación de las medidas judiciales, como por ejemplo cuando se determina la prohibición de acercamiento pero igual lo hacen, lo cual implica “un ciclo vicioso entre juzgado y juzgado”.

Las oficiales que se encuentran en el stand de Ciudad Cultural  están capacitadas, “desde el primer contacto empieza  un proceso para tratar de vincularse con la víctima, brindando confianza, empatía y asertividad”, apuntó la subcomisario.

En el caso de haber una agresión física un médico de policía hace un informe para que quede registrada la lesión y la fiscal es quien determina si hay imputación o no.

Por otro lado, en el Centro N° 1 brindan un espacio para los niños con juguetes y caramelos para evitar que vean a sus madres llorar mientras elaboran la denuncia.

En cuanto al procedimiento posterior a la denuncia, hay dos caminos posibles, el primero es llevar a la víctima y a sus hijos a un albergue o bien con el aval de un fiscal retirar al agresor del hogar.

El Centro también atiende a hombres y a personas de la tercera edad que van a denunciar a familiares que los acosan económicamente en este último caso trabajan con la intervención del Juzgado y se da participación a Adultos Mayores.

En el caso de surgir algún hecho de violencia el Centro N°1 cuenta con la línea 4056881 o también se pueden comunicar al 911.