Obispo Fernández: “el Padre Marcelo se encuentra en cada obra, en el corazón de muchas personas”

palentini1Jujuy al día® – Al cumplirse un año más de la partida del Monseñor Marcelo Palentini, en una entrevista con nuestro medio, el Obispo de la Diócesis de Jujuy, Monseñor Daniel Fernández recordó al Padre Marcelo, a su obra y sus enseñanzas.

Anunció que como cada año se realizará un homenaje al fallecido Obispo, y el mismo será en la misa de Horas 20 en la Iglesia Catedral.

Monseñor Fernández manifestó “hemos sido agraciados con su pastoreo en su diócesis durante 15 años, de los desvelos y que de alguna manera el fin de su vida fue la coronación de lo que fue  su vida de entrega por su pueblo, por el pueblo de Dios sin medir los límites, sin respiro”.

“Como no estar agradecidos por la vida y la entrega que tuvo, con todo lo que hizo el Padre Marcelo, que se encuentra en cada obra, en el corazón de muchas personas que aun guardan  intactas en su recuerdo”.

Mencionó que “como todos los años  hemos celebrado el 18 de septiembre, como día de su partida, con un homenaje especial en la misa, un oración especial, donde también hacemos presente a su familia que está en Italia a quienes sentimos cercanos y nos comunicamos para que ellos también tengan la seguridad que están aquí presentes acompañando el recuerdo de su hermano”.

Recordó “cuando llegué él estaba en su últimos días, pero en la Conferencia Episcopal siempre ha sido para todos los obispos un ejemplo de pastor, de misionero, alguien que estaba siempre inquieto y pensando en los demás. Mi recuerdo es ese, de alguien con una vitalidad impresionante, con una entrega sin límites, con un corazón enorme y una pureza en su alma que realmente daba gusto tratar con él”.

“A nivel personal  recuerdo varias conversaciones que hemos tenido cuando aún no estaba aquí, muchas veces compartiendo algún viaje en colectivo. Cuando me hablaba del Santuario de Río Blanco el cual yo aún no conocía, me contaba de las peregrinaciones, es un recuerdo que tengo muy fresco, gracias a que me ha tocado algún viaje a Lujan e ir  con él de compañero de asiento”.

Agregó “guardo el detalle de las conversaciones, él no dejaba de hablar de Jujuy, de lo que hacía, del amor por su tierra y su gente. Es justo que no lo olvidemos y que este 18  se eleven nuestras oraciones a Dios por él ya que sabemos que está en el Cielo junto a Dios y le pedimos que nos sigan acompañando a quienes hoy hemos tomado un poco la posta de su tarea para que podamos hacer las cosas con el mismo amor, la misma entrega y sabiduría como él las hizo”.