Legislatura de Jujuy sancionó leyes de regulación de la nocturnidad y de expendio de bebidas alcoholicas

Jujuy al día® – Tras la sanción de la ley 5955 de “Régimen Regulatorio de Las Actividades Nocturnas, Espectáculos Públicos y otros Esparcimientos” el jefe de la bancada radical Alberto Bernis indicó que esta normativa impone un marco de control y garantía a la actividad nocturna.  Además puntualizó que la misma garantiza también la existencia de un marco legal donde se implementa exigencias, requisitos, y condiciones mínimas de funcionamiento para los locales además de exigirle moderna tecnología y seguridad.

“Resulta público y notorio, que la actividad nocturna, eventos y fiestas, se relacionan con la libertad individual y elecciones subjetivas, por lo que la intervención del Estado en el tema, mediante la sanción de una Ley moderna, resulta prioritaria, ya que es indispensable dotar de reglas claras a la programación y desarrollo de dichas actividades” precisó Bernis al fundamentar la ley.

Recordó que la Ley N°5935 “De Nocturnidad y Regulación de la Venta de Bebidas Alcohólicas”, sancionada el pasado 30 de junio, fue vetada por el Poder Ejecutivo debido a que en muchos de sus articulados se implementaban mecanismos y sistemas de control, aplicación de tasas y multas, que por su “complejidad” requerían la armonización de normas específicas e individuales, ya que como estaban determinadas, en muchos caso eran de imposible aplicación o contradecían leyes existentes.

Sin embargo dijo que en líneas generales, la ley 5955 respeta imposiciones, modalidades y horarios, que fueron debatidos y consensuados al momento de sancionarse la normativa vetada, es así, enunció, se mantiene la creación del Registro de Locales Bailables Habilitados, se avanza con exigencias inherentes a garantizar la seguridad, evitar riesgos, mejorar controles y contrarrestar actividades clandestinas.

Explicó luego que la nueva ley de regulación incorpora actividades que carecían de regulación específica, como las fiestas privadas con fines de lucro, eventos de tipo conmemorativo, culturales, religiosos, históricos, deportivos, entre otros y que contiene prohibiciones y sanciones, “al ser esta ley de carácter especial contravencional, serán de aplicación supletoria, el código Contravencional de la Provincia, y el Código Procesal Penal” aclaró.

Agregó que celebraciones importantes como la Fiesta Nacional de los Estudiantes, o la Cena Blanca, que no contaban con la debida inclusión y protección, ahora fueron tomadas en cuenta.

Puntualizó que se consagra el carácter de orden público de esta Ley por lo que su aplicación será obligatoria en toda la provincia, otorgándose un plazo razonable para permitir que se adecuen a la misma los establecimientos involucrados, y se otorga la facultad de reglamentación al Poder Ejecutivo Provincial.

Ley de regulación de bebidas alcohólicas

En referencia a la sancionada ley 5956 de “Regulación integral de distribución, deposito, venta, suministro, provisión y exhibición de bebidas alcohólicas”, el diputado radical, explicó que el espíritu de la norma, no es la persecución y estigmatización de conductas socialmente aceptables, sino por el contrario, el establecimiento de un marco legal claro que asegure la regularidad y legalidad en las actividades relacionadas al depósito, suministro, expendio, distribución, venta y provisión de bebidas alcohólicas, garantizando a su vez la igualdad y responsabilidad comercial de los agentes involucrados.

Explicó que actualmente no existe un registro de las personas que ejercen algunas de las actividades de esta cadena, tal como los depósitos y grandes distribuidores, por lo que  incluir en una sola norma los temas referentes a toda la cadena de distribución y comercialización de bebidas alcohólicas se tornaba imprescindible.

Finalmente aseguro que las dos leyes transcendentes, sancionadas en la 20º sesión surgen del compromiso, obligación y responsabilidad de velar por el bienestar de la población en general, especialmente por niños, niñas, adolescentes y jóvenes, que deben ser protegidos por las políticas públicas de un gobierno que se ocupa de la gente.