SUBE es sinónimo de ampliación de derechos y beneficios en Jujuy

Jujuy al día® – El Gobierno de la Provincia dio un nuevo salto en el proceso de reconocimiento y ampliación de derechos a favor de jóvenes y usuarios de servicios públicos elementales, materializado en este caso en forma de Sistema único de Boleto Electrónico (SUBE), un eslabón más en la cadena de evolución del transporte de pasajeros.

Esta sucesión de medidas concebidas para garantizar equidad y eficiencia, tuvo como punto de inicio el Boleto Estudiantil Gratuito y Universal (BEGU) en San Salvador de Jujuy y que este año experimentó una saludable transformación hacia un perfil provincial, a los fines de alcanzar a todos los estudiantes jujeños por igual.

Ambas herramientas hoy se conjugan para fortalecer una estrategia social direccionada a garantizar condiciones que permitan construir un futuro mejor, desde el principio de reconocer a los usuarios como sujetos de derecho.

Jujuy fue es una de las primeras provincias del país en incorporarse al SUBE, merced al esfuerzo conjunto del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y el gobernador, Gerardo Morales. Este sistema permitirá a amplias porciones de usuarios, como beneficiarios de asignaciones familiares, ex combatientes de Malvinas, PROGRESAR, Argentina Trabaja, Asignación por Embarazo y Monotributo Social, acceder al esquema de ventajas previsto por la Nación.

Nicolás Arraya, que oportunamente fue beneficiario del BEGU, recibió de mano de autoridades nacionales y provinciales una de las primeras tarjetas para operar el Sistema único de Boleto Electrónico y enfatizó que “de ahora en más resultará mucho más ágil trasladarnos”, con miras a sus compromisos resultantes de su cotidianeidad.

Desde su visión de usuario, Arraya indicó que una de sus principales características de la SUBE es que representa una herramienta superadora a diversas dificultades que rodean al servicio de transporte público, tales como la falta de vuelto y la escasez de monedas.

También resaltó que el sistema electrónico es sinónimo de mayor seguridad vial, “puesto que los conductores de las unidades de transporte no tendrán que ocuparse del cobro ni la entrega de cambio y boleto”, argumentó.

Por otra parte, consideró que es probable que lleve un tiempo acostumbrarse al uso de la tarjeta, “sin embargo no tardará mucho en transformarse en un hábito común”, puntualizó.