Morales en Alto Comedero: dialogó con vecinos y prometió viabilizar soluciones de corto y largo plazo a los problemas del barrio

Jujuy al día® – “El desafío que enfrentamos es reconstruir dignidad, respeto y paz para la gente”, sostuvo el gobernador Gerardo Morales, quien acompañado por parte de su gabinete dialogó con vecinos de las 150 Hectáreas de Alto Comedero, donde se planteó un esquema de respuestas a corto y largo plazo para garantizar los derechos de las familias que viven en situación de vulnerabilidad.

Estuvieron presentes los ministros de Desarrollo Humano, Ada Galfré; de Trabajo y Empleo, Jorge Cabana Fusz; de Cultura y Turismo, Carlos Oehler; de Infraestructura, Servicios Públicos, Tierra y Vivienda, Jorge Rizzotti; y funcionarios de distintas áreas provinciales. También se sumó el intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl Jorge.

Con la postura de escuchar los problemas que atraviesan los jujeños y brindar pronta respuesta, el primer mandatario regreso a la zona de las 150 Hectáreas, donde también receptó inquietudes de vecinos de Che Guevara, 18, 27 y 30 Hectáreas.

morales-alto-comedero-2“Cuando vinimos con la vicepresidenta Gabriela Mechetti nos comprometimos a regresar para hablar con los vecinos y trabajar en acciones con los funcionarios de las distintas áreas”, recordó y apuntó que “queremos resolver en lo inmediato algunos temas y otros que nos van a llevar algún tiempo, pero estamos ratificando un gobierno presente para plantear una agenda que es de todos los días de los vecinos”.

Asimismo señaló que en la zona de las 27 Hectáreas continúa la construcción de Mejor Vivir y que también se ejecutará el programa nacional Hábitat con distintas obras de infraestructura, como desagües y agua potable, pero en particular atención el caso de 13 familias que necesitan lo antes posible disponer del servicio de baño y luz.

Los vecinos plantearon temas de seguridad, deporte, espacios verdes, recolección de residuos y recreación para los niños de la zona, entre otros puntos.

Morales sostuvo que “hay un reclamo profundo de la gente de que todo se ordene y de que sean respetados, de las viviendas mal hechas, de algunos casos de algunas cooperativas que no construían bien y otras que si hacían las cosas bien” y añadió que “lo  más pesado de la herencia es todo lo que es estructural, ha quedado mal la gente porque se les ha robado la dignidad, por eso es recuperar el respeto, la paz y ordenar todas las cosas es el desafío”.