Técnicos de Ambiente se reunieron con la comunidad de San Juan y Oros

Jujuy al día® – Por instrucción de la ministra de ambiente de la provincia, María Inés Zigarán, y a pedido de la referente del pueblo Quechua, Yolanda Ochoa, un equipo técnico se acercó hasta el pueblo de San Juan y Oros para receptar las inquietudes y propuestas de la comunidad, y conversar sobre algunos proyectos específicos.

San Juan y Oros, perteneciente al Departamento de Santa Catalina, se encuentra ubicada a solo 6 Km. al sudoeste de la frontera con Bolivia, sobre Ruta Nacional 40, y se eleva 3800 mts. sobre el nivel del mar. Desde San Salvador de Jujuy, el viaje tiene una duración de seis horas, tanto por ruta 40, ingresando por Abra Pampa; como por la ruta número 9, ingresando por La Quiaca y pasando por los pueblos de Cieneguillas y Timón Cruz.

Hacia allí se dirigió un equipo técnico del ministerio de ambiente para poder conversar con la comunidad que habita el que fue el primer pueblo solar del mundo, y que cuenta con una capilla que data del año 1700.

Una vez en el lugar, la dirigente Yolanda Ochoa, quien también es miembro del Consejo de Participación Indígena (CPI), acompañada por los habitantes del pueblo, pudieron conversar con los referentes de ambiente de la provincia acerca de algunos temas puntuales.

En primera instancia, manifestaron la necesidad de que pueda declararse como Área Protegida, la cañada ubicada entre los pueblos de Misa Rumi y San Juan y Oros, que cubre un territorio de 11 km. aproximadamente, y que alberga árboles de queñua, al considerar que se encuentran en riesgo producto del aprovechamiento indiscriminado.

Por otro lado, plantearon la preocupación por la presencia cada vez más extendida de pumas que deambulan por la zona, cazando vicuñas y poniendo en riesgo el pastoreo del animal.

Asimismo, solicitaron que se evalúe la posibilidad de instalar un destacamento policial, con personal que pueda asistirlos en situaciones de posible tráfico de queñuas y vicuñas, así como en el control del tránsito de vehículos que ellos dicen no identificar como de la región.

Lo mismo que oficinas para la gestión de trámites administrativos vinculados con cuestiones de documentación especifica. Y además un Centro de Salud donde puedan ser atendidos frente a cualquier malestar o urgencia médica.

Los últimos planteos tuvieron que ver con el requerimiento de contenedores para utilizar durante los momentos en que reciben visitas de otros pobladores, o turistas, en el contexto de la venta de productos que ellos ofrecen. Y la remediación de un pequeño basural donde la comunidad arroja y quema sus residuos.

Desde el ministerio de ambiente aclararon que concretamente pueden avanzar sobre los planteos específicamente ambientales, comprometiéndose a derivar los que forman parte de otras competencias, a las áreas del gobierno de la provincia correspondientes.

De este modo, tomaron nota de cada propuesta para poder remitir un informe a los restantes equipos del ministerio que abordarán cada uno de los planteos, para luego definir líneas de acción frente a cada uno de ellos. En la oportunidad, hicieron entrega además de equipamiento para la comunidad, que le servirá para poder realizar tareas de mantenimiento de algunos espacios, y recolección de residuos en el pueblo.

Finalmente, los pobladores agradecieron la presencia de los técnicos que se apersonaron hasta el lugar, reconociendo la voluntad por escucharlos y atender sus demandas. Y concluyeron el encuentro, invitando a la ministra María Inés Zigarán, al gobernador, a los funcionarios, y a todo el pueblo de Jujuy, a que puedan acercarse el próximo 1 de octubre a compartir las Fiestas Patronales en honor a San Juan, patrono del lugar.