Reunión ejecutiva del COFEMA Ley de Bosques y conocimientos ancestrales

Jujuy al día® – En una reunión ejecutiva de la Comisión de Bosques del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), concretada recientemente, se definieron los ejes temáticos que serán abordados en la próxima Asamblea Extraordinaria de Bosques, a realizarse los día 29 y 30 de septiembre en Resistencia, Chaco.

Las principales líneas que se abordarán tienen que ver con, por un lado, la Ley de Bosques y cómo se implementará en función de las próximas convocatorias para requerir fondos. Por otro lado, se evaluó la necesidad de que se incorporen los conocimientos ancestrales de las comunidades indígenas, vinculados con recursos genéticos y la participación que deben tener en los beneficios que de ellos se deriven.

Al respecto, la presidenta del COFEMA, María Inés Zigarán explicó que “la ley sufrió en el último año una suerte de desfinanciamiento, porque ocurrió que en la administración anterior se afectaron fondos para otros fines distintos, de neto corte político electoral”.

“Es por esto –continuó- que el ministerio de ambiente de nación tuvo que salir a reparar esa situación y direccionar fondos de la convocatoria de este año para saldar lo que se debía el año pasado”.

Zigarán, quien es ministra de ambiente de Jujuy, describió que desde la provincia se están haciendo algunos aportes al COFEMA. En concreto, dijo: “uno tiene que ver con el reconocimiento de la enorme biodiversidad que tienen los bosques de la provincia de Jujuy, en particular los bosques de la zona de yungas”.

Otro de los temas que se discutieron en la reunión ejecutiva, fue también la necesidad de que se valoren los conocimientos ancestrales de las comunidades indígenas del país, vinculados con su cosmovisión y la relación comunitaria, cultural y espiritual que tienen con los bosques.

Luego de explicitar que se trata de un componente que debería ser considerado “en una legislación que no fue elaborada en términos interculturales”, Zigarán ponderó: “nosotros tenemos la vocación de incorporar la interculturalidad en todos los procesos, por eso hemos requerido que la Secretaría de Pueblos Indígenas esté presente en la Asamblea de Bosques para compartir con las autoridades ambientales de todo el país la perspectiva que tienen nuestros pueblos indígenas”.

En tercer lugar, se conversó sobre la posibilidad de que en noviembre, en el marco de la Asamblea Ordinaria del COFEMA que se realizará en Jujuy, se redacte un Acta Ambiental por el Bicentenario de la Independencia. Una suerte de documento que permita volver a repactar compromisos importantes relacionados con la cuestión ambiental.

Otro punto importante es el relacionado con la solicitud que desde el COFEMA se elevó a nación, para que el organismo participe de la delegación argentina oficial que va a representar al país en la Reunión de las Partes, en el marco de la Convención de cambio climático que se va a celebrar el 17 y 18 de noviembre en Marrakech (Marruecos).

Finalmente, sobre el Convenio que se iba a firmar con el CONICET, la ministra Zigarán explicó que en el documento no estaba mencionado el Protocolo de Nagoya como parte de los instrumentos que se tienen que respetar.

Sobre este punto, Zigarán ponderó el rol de la Dra. en Derecho Viviana Figueroa, experta en el tema de conocimientos tradicionales y quien ha estudiado particularmente el Convenio sobre Biodiversidad y el Protocolo de Nagoya.

“Le pedí a Viviana que analizara ese Convenio, y nos hizo una serie de observaciones. Por eso la invité a que en la reunión que tuvimos desde la secretaría ejecutiva del COFEMA, nos explicara a todos los miembros la necesidad de modificar los términos del convenio para mejorar la aplicación del Protocolo”.

Además de reunirse con los integrantes de la secretaría ejecutiva, Figueroa se entrevistó con Diego Moreno, secretario de desarrollo sustentable y políticas ambientales, quien está a cargo del Convenio sobre Biodiversidad en el Ministerio de Ambiente de Nación.

La titular del COFEMA expresó al respecto que “vamos a dilatar la firma del Convenio con CONICET para que se incorporen los aportes que nos está haciendo Viviana. El objetivo es proteger los conocimientos ancestrales que las comunidades aborígenes atesoraron desde hace miles de años y que están asociados a los recursos que tienen en el territorio y que tienen que ser preservados”.

Es imperante que la utilización que se haga de esos conocimientos sea respetada y que los beneficios que se puedan obtener sean compartidos con las comunidades que los generan y que los conservaron y los protegieron”, concluyó Zigarán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.