Repudio al despido de las trabajadoras de Puesto Viejo Violencia de género

Jujuy al día® – Frente a los despidos que sufrieron las 20 mujeres trabajadoras de la Municipalidad de Puesto Viejo, por parte del Jefe Comunal, la Secretaría de Paridad de Género dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano, repudia ese accionar por considerarlo un hecho de discriminación y de violencia de género; que vulnera en particular, los derechos de esas mujeres, pero que también nos afecta a todos/as como sociedad. El Gobierno Provincial, ya se encuentra interviniendo a través de sus correspondientes áreas, con el objetivo de resguardar los derechos de estas personas.

Según la Ley Provincial Nº 5.738 de adhesión a la Ley Nacional Nº 26.485 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en el ámbito que desarrollen sus relaciones interpersonales; establece en su artículo 3 que las mujeres tienen derecho “a una vida sin violencia y sin discriminaciones”, “a la integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial” y “a la igualdad real de derechos, oportunidades y de trato entre varones y mujeres”.

La Secretaría de Paridad de Género, condena el hecho de violencia de género ya que los argumentos que se dieron desde esa Intendencia para justificar el repentino cese de los contratos de las trabajadoras estuvieron basados en su condición de género. Por lo tanto, teniendo en cuenta la magnitud del atentado a los derechos laborales de las mujeres que el mismo representa, desde esta Secretaría, se apoya el pedido de reincorporación de las mujeres a sus puestos de trabajo.

Considerando que la violencia contra las mujeres constituye una violación de los derechos humanos, la Secretaría de Paridad de Género, trabaja en la transversalización de la perspectiva de género para que no ocurra ni se repitan atropellos como el que repudiamos. De la misma manera, se aborda a la violencia de género con acciones concretas no sólo en la atención y acompañamiento integral a las personas que atraviesan situaciones de violencia, sino que también en la promoción de derechos, mediante la realización de capacitaciones a las y los agentes públicos que intervienen en la toma de denuncia de los casos, y talleres de prevención de la violencia con adolescentes, jóvenes y mujeres adultas.