Jujuy cada vez más verde: cooperativistas reciclan alrededor de 50 toneladas de residuos por mes

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Laura Sánchez, presidenta de la Fundación Tinku, se refirió a las diversas actividades de concientización que realizan en torno al cuidado medioambiental y al proyecto “Jujuy Recicla”, con el cual no solo dan fuentes de trabajo genuino a decenas de personas sino que retirar de los centros de disposición final toneladas de residuos a los cuales le vuelven a otorgar un valor con su trabajo.

La Fundación Tinku nació hace 7 años y trabaja sobre tres ejes principales: educación, cuidado ambiental y trabajo. Dicha fundación está formada por diferentes cooperativas y asociaciones, y además cuenta con un Centro de Estudios para el Desarrollo de la Provincia, con carreras relacionados al cuidado del medioambiente, y hasta una mutual para sus socios.

Acerca de la cantidad de personas que trabajan en dicha fundación, Laura Sánchez expresó “con trabajo directo tenemos unas 70 personas en la cooperativa de reciclado, unas 30 en el resto, pero indirectamente miles, porque el programa Jujuy Recicla los beneficiarios no solo son los cooperativistas sino las escuelas, comercios, empresas, bancos, organismos públicos”.

“El primer año hicimos una prueba piloto en 10 escuelas y hoy estamos retirando de 95 escuelas. El primer año no tuvimos familias, el segundo solo 23, hoy tenemos más de 2300 familias que además se convirtieron en ‘puntos limpios’ porque juntan en todo su barrio. El jujeño cuando se le explica y no se le impone, entiende y apoya, porque no solo es para el cuidado de Jujuy, si no para sí mismos”.

Respecto a este programa de reciclaje, mencionó “con este programa la gente nos contacta o nosotros nos contactamos con escuelas, centros de salud, clubes, empresas, que quieran tener la capacitación de porqué reciclar y separar en casa. Muchos piensan que es para que a los   recicladores les llegue basura separada y no es por eso, sino porque debemos separar el residuo seco, inorgánico, del húmedo, ya que si no lo hacemos el residuo húmedo entra en putrefacción  rápidamente y toma contacto con el residuo seco o inorgánico, y  exudan los elementos contaminantes, un líquido que se llama lixiviado que nos contamina desde nuestra casa”.

fundacion tinkuExplicó “después de educar sobre el porqué de reciclar, comenzamos el circuito con la entrega de contenedores, bolsas, aunque algunos no lo requieren como las familias, y comienzan a acopiar  y luego, dependiendo de la cantidad se organizan días donde nuestros chicos pasan con la camioneta o el motocarro y recogen la basura del lugar”.

“En la planta, que está en barrio El Arenal, frente a la distribuidora de gas, allí  se separan todos los elementos inorgánicos, como los plásticos duros que los estamos acopiando  para su molienda y fabricación de madera enteramente plástica acá en Jujuy lo que dará más puestos de trabajo. El resto del plástico, en todas sus formas, se enfarda y se vende localmente, cuando hacemos volumen lo vendemos en Buenos Aires. El cartón se enfarda  y se vende, sin intermediarios, al fabricante local que es Papel NOA, y el vidrio, cerca de 25 toneladas mensuales se vende a los recicladores en Palpalá”.

Comentó que por mes retiran “unas 10 toneladas de plástico, unas 8 de cartón, unas 25 de vidrio, chatarra liviana una 5 toneladas, más materiales electrónicos y telgopor”.

JUJUY AL DÍA® consultó a la titular de la Fundación Tinku, si los jujeños colaboran con la iniciativa y con el cuidado del medioambiente y afirmó “así es, pero los docentes son lo que más rápido lo entienden en cualquier lugar de la provincia porque trabajamos en Purmamarca, con la comisión municipal, y en Puesto Viejo con el apoyo de Holcim”.

“Los estudiantes que más se apropian de esto son los del nivel inicial y primario y se vuelven replicadores, los estudiantes adolescentes también se involucran y se vuelven multiplicadores de esta idea”.

Agregó “los jujeños somos como esponjas y aprendemos esto, pero no le gusta que le impongan algo, cuando se le explica más profundamente esto acceden, acá se habla de la Pachamama y el jujeño ama la Pachamama, ama su tierra y la cuida”.

Consultada sobre si son conscientes del trabajo que realizan y de la cantidad de residuos que evitan que lleguen al centro de disposición final, luchando contra la contaminación, Sánchez mencionó “han puesto el acento muy bien en lo que es el cuidado ambiental porque sacamos de la disposición final muchas toneladas mensuales, ayudando a que no se contamine pero damos trabajo a  mucha gente”.

“Creo que se va entendiendo desde el ámbito oficial todo el esfuerzo que hacemos y la verdad estamos recibiendo apoyo en lo económico mínimo pero muy importante. Además somos agente de consultas del Ministerio de Ambiente y nos pidieron en su momento participar de la ley GIRSU, el capítulo que hace a todo lo que son las cooperativas y recicladores, lo escribió la Fundación Tinku”.

En este sentido, Laura Sánchez opino sobre la ley GIRSU. “La Gestión Integral de Residuos sólidos Urbanos se tiene que manejar entre privados y Estado, si lo hace solo una parte no funciona, ya que hay cosas que los privados no podemos suplir al Estado como su capacidad y competencia”.

“Que el 100% del trabajo sea del Estado es malo para este tipo de cosas, porque la basura  la generamos todos y para que se involucre la sociedad estamos las organizaciones de la sociedad civil. Si el Estado dice que pondrá multas por no separar en casa, la gente seguirá tirando la basura en cualquier lado, esto no debe ser por imposición sino por convencimiento”.